La DGT, ante una operación retorno “light”

Termina el verano y los conductores vuelven a sus hogares, aunque de forma escalonada. Por si acaso, la DGT afirma estar preparada para garantizar la fluidez del tráfico.

La DGT, ante una operación retorno “light”
La DGT, ante una operación retorno “light”

Entre los múltiples factores que debemos tener en cuenta a la hora de emprender un viaje, el calor es fundamental. Combatir las altas temperaturas es muy importante, ya que pueden provocar que los accidentes de tráfico aumenten entre un 15 y un 25 por ciento, anuncian los expertos. Luis Montoro, director del Instituto Universitario de Tráfico y Seguridad Vial de Valencia (INTRAS), es tajante: “Una temperatura dentro del coche de 35 a 40 º puede representar un peligro similar al de conducir con una tasa de alcoholemia de 0,8 miligramos". Los efectos son muy parecidos: “Con esos valores, no se percibe la información de, aproximadamente, el 15 por ciento de las señales de tráfico", ha señalado.Según Montoro, lo mejor para evitar los efectos perniciosos del calor es una correcta hidratación, por lo que debemos beber con frecuencia agua o zumos. En los viajes largos, es aconsejable parar regularmente y llevar gafas de sol y ropas claras, ligeras y holgadas. El habitáculo de un vehículo cerrado en un lugar cálido y, expuesto al sol, puede sobrepasar temperaturas de hasta 60 º, por lo que no se deben dejar en el interior objetos inflamables (mecheros, aerosoles…), “ni, por supuesto, animales o niños, como ya ha ocurrido en alguna ocasión", afirma el director del INTRAS. 1.- Utiliza el parasol inclinado de tal manera que proteja los ojos del conductor de la luminosidad directa de los rayos solares y que permita ver sin dificultad la carretera.

2.- Usa gafas de sol, pero ten cuidado de los cambios de contraste que se producen, por ejemplo, al entrar o salir de túneles o al atravesar zonas de sombra.

3.- Cuida la opacidad de los parasoles adheridos a los cristales laterales o traseros del vehículo para que no disminuyan la visibilidad.

4.- Presta atención a la conducción con luminosidad del sol muy intensa, pues se ven menos fácilmente los faros de otros vehículos (motos) y la señalización luminosa de la carretera.

5.- Enciende el aire acondicionado del vehículo o airea el habitáculo del mismo, bajando las ventanillas y tomando la precaución de que los ocupantes no saquen por ellas los brazos o la cabeza.

6.- Lleva bebidas frescas, no alcohólicas, y haz paradas más frecuentes parae rehidratarte, airear el vehículo y relajarte.

7.- En las paradas, procurar detenerte en zona de sombra y, si es en sol, no dejes a personas mayores, niños o animales dentro del vehículo.

8.- Vigila y controla la temperatura del motor del vehículo.