La culpa de los atascos es de las carreteras

Puente de mayo: retenciones a la salida de Madrid de más de 200 kilómetros. “Todo un récord", según la oposición. “Inevitables", asegura el ministro del Interior. El problema está “en las infraestructuras, no en la gestión", apunta José Antonio Alonso.

Dispositivo especial de tráfico este fin de semana
Dispositivo especial de tráfico este fin de semana

Otra vez el ministro del Interior, José Antonio Alonso, ha tenido que dar explicaciones sobre los atascos vividos el pasado puente de mayo. Según ha declarado, los “inconvenientes" que se produjeron en la “salida masiva" de vehículos de Madrid fueron “un clarísimo problema de infraestructuras, no de gestión" de la Dirección General de Tráfico. El ministro asegura que poco se puede hacer cuando, en los últimos diez años, el parque automovilístico ha crecido en diez millones de vehículos, “mientras que las infraestructuras viarias no han variado". Para Alonso, la DGT estuvo “con todos sus medios y con todos sus recursos al pie del cañón". La pelota vuelve, por tanto, al tejado del Partido Popular, que ha gobernado en los últimos años. Sin embargo, el PP tiene otra lectura: el hecho de que en el regreso los vehículos no tuvieran problemas significa “clarísimamente" que la operación salida también habría podido salir bien. Luis Eduardo Cortés, senador del PP, ha declarado que las retenciones fueron resultado de la “imprevisión y la torpeza". “No hacía falta ser un lince para saber que podía pasar lo que pasó", ha explicado. ¿Qué pasó? Fuentes de la Guardia Civil han declarado que se colocó un control de alcoholemia a la salida de Madrid por la carretera de Valencia. El PP también comenta que en muchas carreteras no se habían colocado carriles adicionales. Luis Eduardo Cortés le ha dicho a José Antonio Alonso que se debería poner un carné por puntos al ministro del Interior y al director de la DGT “en lo que se refiere a su actividad y, cuando se produzcan hechos como éste, usted sabrá cuántos puntos tendrá que detraerse de su propio carné". Ya hay quien interpreta que las declaraciones del ministro del Interior van a venir muy bien a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. Mañana, después de casi dos meses “intentando quedar", Aguirre se verá las caras con la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez. Miembros del equipo de la Comunidad ya han declarado varias veces que están dispuestos a dar la espalda al ministerio y sacar adelante ellos solos los nuevos proyectos planeados para la capital. La Comunidad exige que se construya la R-1, que se cierre la M-50 y que se desdoble la carretera de los Pantanos (la M-501). En esta última vía, Aguirre no sólo necesitará la luz verde de Fomento. Mejorar esta carretera tendrá importantes consecuencias medioambientales: ya se habla de la destrucción de 260.000 metros cuadrados de bosque.

El tema ha llegado a nuestros foros. Algunos opinan que no se puede hacer nada contra los atascos. Otros aseguran que sí y, es más, señalan culpables.
¿Cómo viviste tú el puente de mayo? Date de alta en nuestros foros y déjanos tu opinión.
Tú tienes la última palabra.