La crisis del Modus arrastra a la planta de Valladolid

Las previsiones de venta del Modus (en la imagen) no se han cumplido. Hace menos de un año que salió de la cadena de montaje de Valladolid el primer Renault Modus y todo eran alegrías; ahora, el rostro de trabajadores y de la dirección de la compañía se torna… ¿preocupado?

La crisis del Modus arrastra a la planta de Valladolid
La crisis del Modus arrastra a la planta de Valladolid

Que el modelo Modus no está yendo todo lo bien que en Renault se esperaba es algo que salta a la vista. Trabajadores y empresa están preocupados, más los primeros que los segundos, porque de ello depende el futuro de sus empleos.

El pasado 27 de mayo Renault anunció la eliminación de uno de los tres turnos de producción -el de la noche- y la recolocación de los empleados del mismo en los turnos de mañana y de tarde.

Pues bien, esta acción y las pocas ventas del Modus han generado alarma entre los trabajadores, a los que la empresa acusa de haber “sobredimensionado el problema", ya que hay razones suficientes para asegurar la “viabilidad de la factoría", según las palabras de Juan Antonio Fernández Sevilla, presidente de Renault España.

La dirección de la compañía asistió ayer, 19 de julio, a una reunión del Comité Intercentros en Valladolid donde reconoció el “fallo en las previsiones de todo el segmento" (por el “fiasco" del Modus) y donde se planteó la necesidad de buscar alternativas. Pero no hay que alarmarse, la producción actual se está ajustando a la demanda del modelo en el mercado –unas 700 unidades diarias-. La planta española dedica entre un 80 y 90 por ciento de la producción a la exportación, ya que monta el modelo en exclusiva para Europa.

Los sindicatos, sin embargo, sí están alarmados, porque a ellos no se les ha concretado qué medidas se van a tomar ante el problema. Muchas han sido las esperanzas puestas en este modelo y numerosas también las inversiones económicas. El lanzamiento del Modus costó 535 millones de euros, la mayoría de los cuales fueron a parar a la planta castellanoleonesa para adecuarla a la producción de un nuevo modelo. En mayo pasado, también se invirtieron 15 millones de euros más en las instalaciones dedicadas al montaje de motores, algunos de los cuales también lleva el Modus. Desde los sindicatos, han pedido la creación de una mesa de seguimiento del Modus y una concreción de las medidas que va a adoptar Renault para hacer frente a esta crisis. Desde la compañía ya se han negado a la formación de dicha mesa “porque no se necesita" y se ha pedido “un poco de tiempo" para buscar alternativas.

En Terra Autopista asistimos a la presentación de la gama Modus, a la de uno de sus propulsores de gasóleo y también hemos probado el modelo. Toda esta información y todos los datos sobre la gama, junto a este párrafo.

Los mejores vídeos