La crisis de EEUU lastra los resultados de Ford

Los fabricantes estadounidenses no ven el fin de la crisis de ventas: tras las pérdidas récord de General Motors, Ford anuncia un importante descenso de sus beneficios durante el primer trimestre del año.

En el otro lado de la balanza se encuentra Volkswagen, el mayor fabricante europeo. Tras varios ejercicios con resultados negativos, la marca alemana ha conseguido unos beneficios netos de 70 millones de euros durante los tres primeros meses de 2005. Esto supone un alza del 169 por ciento respecto al mismo período del año anterior.Este incremento se ha conseguido gracias al programa de reducción de costes anunciado en 2004, denominado ForMotion. Gracias a este plan, la marca prevé ahorrar 3.100 millones de euros. De momento, ha logrado compensar una caída del 2,5 por ciento en la facturación, que llega a los 21.100 millones. El mal comportamiento de las ventas también ha obligado a reducir la producción de vehículos, que ha caído un 6,9 por ciento, hasta los 1,22 millones de coches. A lo largo del primer trimestre, las ventas de automóviles han llegado a los 1,18 millones de unidades, un 1,9 por ciento menos que hace un año. Sin embargo, si se exceptúan los resultados del mercado chino, las matriculaciones crecen un 3,2 por ciento.El consorcio, formado por las marcas VW, Bentley, Skoda, Audi, Seat y Lamborghini, ha anunciado que confía en mejorar sus resultados operativos, su beneficio neto y sus ventas, aunque no espera grandes cambios este año. El presente ejercicio, según Volkswagen, estará marcado por la presión sobre los precios, el efecto desfavorable del tipo de cambio de divisas y las dudas sobre el coste de las materias primas.En Estados Unidos, el crecimiento de las operaciones se basa en la plena disponibilidad de los Audi A4 y A6, además de en el lanzamiento de los Volkswagen Jetta y Passat. En el Viejo Continente, las esperanzas se han puesto en el Golf Plus, los nuevos Polo y Fox y los Seat León y Audi S4.La dirección de la planta que Volkswagen posee en Navarra ha anunciado hoy al comité de empresa que la introducción de mayor flexibilidad es imprescindible. Esta propuesta, que establece la creación de una bolsa positiva de horas de trabajo, ha sido acogida con frialdad por el comité.Varios expertos del sector de la automoción han abogado por un pacto entre todas las fuerzas sociales, con el fin de que España logre competitividad y evite la deslocalización de compañías dedicadas a la automoción. Este acuerdo podría reducir desventajas competitivas, como las energéticas o las derivadas de los costes de la seguridad social y de los impuestos.La industria automovilística de Estados Unidos no pasa por su mejor momento y los resultados de los fabricantes locales acusan la factura. General Motors anunció ayer las mayores pérdidas desde 1992 (1.104 millones de dólares) y hoy Ford, la marca del óvalo, ha comunicado que el descenso en sus beneficios durante el primer trimestre ha sido del 38 por ciento. Las ganancias han sido de 1.210 millones de dólares (930 millones de euros) y la situación, según ha pronosticado la propia marca, empeorará. La caída de las ventas en Estados Unidos –donde existe una dura competencia con las automovilísticas asiáticas- y el alza de los precios de las materias primas provocarán que, en el mejor de los casos, su división de vehículos logre el punto de equilibrio este año. De hecho, ya comienzan a tomarse medidas para mejorar este contexto: la producción de Ford en Norteamérica va a rebajarse un 3,7 por ciento durante el segundo trimestre del año, pasando de las 940.000 unidades previstas a 905.000. Así, se hará frente al exceso de “stocks" del fabricante; sus matriculaciones han caído desde los 1,78 a los 1,71 millones de unidades. Para compensar los resultados de este sector, la marca del óvalo ha tenido que acudir a su sección financiera, que ha aportado más de la mitad del beneficio. Las ganancias han sido de 710 millones de dólares (546 millones de euros), un 3,1 por ciento más, aunque es posible que esta situación empeore: Ford no prevé que se repitan las cifras récord de 2004.- La situación del fabricante ha hecho que su presidente, Bill Ford, se plantee la venta de su división de alquiler de coches. “Es el momento adecuado para vender Hertz", ha anunciado Ford.

  • La marca no prevé beneficios en el segundo trimestre del año: perderá 15 centavos por acción. Los malos resultados obtenidos en Estados Unidos contrastan con los que ha logrado la filial de la marca en el Viejo Continente. Ford Europa ha cerrado el primer trimestre con un beneficio de 59 millones de dólares (45,4 millones de euros), 12 veces más que la cifra obtenida en el mismo período de 2004. Estos resultados se han debido a la reducción de costes, entre otros factores. Por su parte, en el mercado de Asia Pacífico las ganancias del grupo han pasado de los 15 a los 43 millones de dólares.Las marcas de lujo de Ford (Jaguar, Land Rover, Volvo y Aston Martin) han perdido 55 millones de dólares, 22 más que hace un año. Estos resultados se deben, entre otras causas, a la fortaleza del euro frente al dólar.