La CE adopta normas internacionales para aumentar la seguridad de vehículos

La Comisión Europea (CE) acordó hoy con sus socios internacionales la aplicación de nuevas normas armonizadas sobre sistemas avanzados de frenado de emergencia y de advertencia de abandono de carril para los vehículos comerciales, a fin de incrementar la seguridad de los automóviles.

La Comisión informó en un comunicado de que ayudó a la aceptación de ese tipo de medidas a nivel internacional durante su participación en el Foro Mundial para la Armonización de la Reglamentación sobre Vehículos, organizado por la ONU esta semana.

También respaldó la adopción a nivel global de otras normas relacionadas con una nueva generación de sistemas de retención infantil (SRI), o relativas a la seguridad de las baterías instaladas en vehículos eléctricos.

Desde el punto de vista de la CE, la inclusión de estas medidas en el acuerdo internacional de las Naciones Unidas sobre fabricación de vehículos 'garantizará que los mismos requisitos sean aplicados' no sólo en Europa, sino también en otros países como Japón, Rusia y Corea del Sur.

En su opinión, esa circunstancia 'reducirá los obstáculos de acceso al mercado y facilitará el comercio entre importantes mercados del automóvil'.

Por otra parte, recordó que la legislación de la Unión Europea ya establece fechas para la introducción obligatoria de tecnologías para mejorar la seguridad de los vehículos en su territorio.

En especial, subrayó la importancia de que la industria europea del automóvil aplique unos estándares de seguridad basados en normas armonizadas a nivel mundial, tanto para incrementar la seguridad como para mejorar sus perspectivas de exportación.

'Es un paso más hacia la simplificación de nuestra legislación y el fomento de la armonización internacional que facilita el acceso de los fabricantes europeos a los mercados de terceros países', consideró el vicepresidente de la CE y responsable de Industria, Antonio Tajani.

'Estamos mejorando la seguridad vial y simplificando la legislación sobre la base de normas acordadas a nivel internacional', concluyó, y apuntó que en esa línea funciona el plan de acción llamado 'CARS 2020', presentado la semana pasada por la Comisión para favorecer la recuperación del sector del automóvil y atenuar el impacto social de las reestructuraciones.