La caída de las reservas en EE.UU. aumenta el precio del crudo

Irak sigue con su embargo petrolífero, Powell no ha conseguido un alto fuego entre palestinos e israelíes y, en Venezuela, todos se preguntan con qué ánimos habrá vuelto Chávez al poder. Las principales zonas petrolíferas se encuentran, por uno u otro motivo, taponadas y las reservas de crudo empiezan a mermar. Ayer, en una única sesión, el precio del petróleo aumentó un 4 por ciento en Nueva York y los estadounidenses ya empiezan a notar los efectos en sus bolsillos.

La caída de las reservas en EE.UU. aumenta el precio del crudo
La caída de las reservas en EE.UU. aumenta el precio del crudo

Durante estos meses, gracias a las despensas estadounidenses, el precio del crudo no ha saltado ante las crisis internacionales. La Opep aseguraba que, con tan poco demanda, no sería necesaria ninguna intervención para regular el mercado. Ahora, estas reservas de crudo han caído más de lo esperado.

El Departamento de Energía de EE.UU. (DOE) ha asegurado que sus remesas de petróleo han bajado en 5,6 millones de barriles y han quedado en 319,4 millones. El Instituto Americano del Petróleo (API) es aún más pesimista: según sus cálculos, el descenso es de 7,3 millones de barriles.

Tras conocer esta noticia, el mercado de Nueva York impulsó al alza el precio del crudo, que aumentó más de un cuatro por ciento. El precio de los contratos para mayo del Petróleo Intermedio de Texas, el de referencia en Estados Unidos, ha subido 1,19 dólares y se situó en 25,94 (29,18 euros; 4.855 pesetas) dólares por barril.

Los consumidores estadounidenses ya han notado los efectos en sus bolsillos: desde marzo, el precio de los combustibles ha subido un 0,3 por ciento y en febrero, un 0,2.

Huelga de trabajadores de petróleo en Argentina
Eduardo Duhalde, presidente de Argentina, ha reiterado su intención de grabar un 20 por ciento los derechos para la exportación de petróleo (una medida dentro del paquete denominado Ley de Emergencia Económica sancionada en enero pasado).

Las petroleras advirtieron que los márgenes de ganancias no les permitirían hacer frente a los nuevos impuestos, por lo que comenzaron los despidos. Ahora, los trabajadores han decidido tomar cartas en el asunto.

El sindicato que agrupa a los trabajadores de petróleo y de gas del país, según ha comunicado su secretario general, Alberto Roberti, se ha declarado en huelga indefinida. Roberti asegura que Repsol-YPF, Shell y Esso "han tomado como rehén al empleo".

Estos paros dificultan aún más la carestía de crudo que vive el país. Algunas provincias como Buenos Aires, Tierra del Fuego o Neuquén son las más afectadas y allí, como afirma Roberti, "seguramente se interrumpirá el fluido petrolero y gas a los centros urbanos nacionales o limítrofes".