La AP-7, sin peajes y con más carriles

Objetivo prioritario: “desatascar" la siempre saturada AP-7. Abertis, concesionaria de esta vía de pago, ha decidido ampliar a tres el número de carriles de esta autopista a su paso por Cataluña y eliminar alguno de sus peajes. Mientras tanto, Fomento invertirá 5.000 millones en carreteras para la Comunidad Valenciana.

Cataluña reclama un fondo de rescate para peajes
Cataluña reclama un fondo de rescate para peajes

Abertis, el grupo empresarial concesionario de la AP-7, ya ha puesto en marcha un ambicioso proyecto para mejorar la densa circulación que registra cada semana esta autopista de pago. De momento, el plan está siendo estudiado en colaboración con el Ministerio de Fomento, aunque las perspectivas de aprobación son muy buenas, tras cuatro años de negativa del Partido Popular.De concretarse el programa, la AP-7 ampliaría como mínimo a tres el número de carriles que discurren por suelo catalán. En el plazo de no más de tres años estarían ya concluidos y, junto a ellos, llegaría la eliminación de los peajes troncales situados en la provincia de Tarragona. Podría ser un primer paso hacia la gratuidad total de la autopista.El consejero delegado de Abertis, Salvador Alemany, ha explicado que la ejecución del proyecto inicial supondrá una inversión de unos 500 millones de euros, que será asumida por ellos “de manera íntegra". Alemany no ha querido detallar muchos más detalles de la obra, aunque sí ha asegurado que “espera que el acuerdo con Fomento pueda formalizarse en los próximos meses, ya que existe una buena coincidencia de criterios de la empresa, tanto con la Generalitat como con el Gobierno central".El consejero delegado de Abertis asegura que la intención de su empresa es “buscar soluciones imaginativas para alterar lo menos posible el marco de la concesión". “De momento, el incremento de la movilidad que experimentaría la autopista con su ampliación cubriría buena parte de la inversión", ha destacado.Por otra parte, el presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, y la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, han firmado hoy un protocolo de colaboración en materia de infraestructuras, que supondrá la inversión de 5.000 millones de euros en carreteras para el período 2005-2010.Como consecuencia de este acuerdo, Valencia contará en cinco años con una nueva autovía gratuita, alternativa a la AP-7, desde el sur de Alicante al norte de Castellón. Esta autovía tiene ya ejecutado gran parte del eje viario.Asimismo, la Generalitat valenciana tiene también en estudio el proyecto de realización del acceso norte al puerto de Valencia, una vía que se financiará con peaje y que permitirá reducir en más de una hora los traslados de contenedores hacia el norte de la comunidad.