La AOP garantiza el pleno suministro de gasolina aditivada el 1 de agosto

La nueva gasolina que sustituirá a la súper con plomo de 97 octanos, aditivada con sales de potasio, estará disponible en todas las estaciones de servicio dependientes de las petroleras de la Asociación de Operadores de Productos Petrolíferos (que representan un 80 por ciento del mercado) el próximo 1 de agosto.

Así lo aseguró ayer Jorge Segrelles, nuevo presidente de la AOP y director de Márketing de Repsol-YPF, quien añadió que la mezcla de esta nueva gasolina con la súper con plomo de 97 octanos no produce daños a los vehículos.

Segrelles aseguró que el precio del nuevo carburante dependerá de cada operadora, pero las cargas fiscales estarán 30 céntimos por debajo de la gasolina súper con plomo y no diferirá mucho del precio de ésta, debido a la situación de competencia del sector.

Este combustible, que sustituye el plomo por las sales de potasio (menos contaminantes), tendrá las mismas prestaciones que la súper, ya que ambas mantienen el mismo octanaje (97 octanos).

Objeciones en contra de la nueva gasolina
Antes de su salida al mercado, ya se han dejado oír voces en contra de este combustible: algunas asociaciones automovilísticas han argumentado que esta gasolina no está lo suficientemente ensayada y, por lo tanto, puede causar perjuicios en la carburación de los automóviles.

Los responsables de la AOP han rechazado estas afirmaciones. Aurelio Ayala, ex-secretario general de la entidad, apuntó que el carburante ha sido ensayado y probado con rigor en modelos antiguos con resultados plenamente satisfactorios y, además, las pruebas han contado con la supervisión de las escuelas de ingenieros aeronáuticos e industriales.

Por su parte, el nuevo presidente de la AOP, Jorge Segrelles (que sustituye en el cargo a Luis Javier Navarro, presidente de BP España), auguró que, con las condiciones actuales de los mercados internacionales del crudo, los precios de venta al público de la gasolina tenderán a bajar, mientras que los del gasóleo se mantendrán estables.

Aun así, citó como hecho más preocupante y amenazador para esta situación la paridad dólar-euro, en posición claramente desfavorable para la divisa europea.

Los mejores vídeos