La ampliación de Barajas choca con la M-45

El trazado de la M-45 "chocaba" con la ampliación del aeropuerto de Barajas, por lo que la Comunidad de Madrid ha tenido que variar sus planos y, según afirman, dar marcha atrás a alguno de sus trabajos. Eso sí, en la actualidad, el equipo de Ruiz-Gallardón discute con Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) quién debe pagar estas modificaciones.

Desde la consejería de Obras Públicas, Transporte y Urbanismo de la Comunidad de Madrid, se señala que, desde hace meses, negocian "en buen tono" quién debe pagar las modificaciones de la M-45. Según señalan, los "problemas de espacio" entre esta autopista y Barajas han provocado cambios en esta vía, concretamente en su conexión con la carretera de Barcelona.

La Comunidad de Madrid ya había empezado a aplanar distintos terrenos que, luego, como apunta su Gabinete de Prensa, tuvieron que soterrarse o bajar su cota. Así, este equipo considera que es AENA la que debe sufragar los gastos de esta obra, porque la M-45 se había diseñado antes de que se aprobaran los planes del Ministerio de Fomento para ampliar Barajas.

En la consejería madrileña de Obras Públicas no dan cifras concretas, pero otros medios de comunicación publican que la "indemnización" por parte de AENA podría ascender a la nada desdeñable cantidad de 3.000 millones de pesetas.

Por otra parte, el Ayuntamiento de Madrid también ha tenido que modificar sus planes sobre el posible cierre al tráfico particular de la Casa de Campo. Este espacio, atravesado cada día por cerca de 65.000 coches, es considerado el pulmón verde de la ciudad, pero también uno de los mayores centros de prostitución al aire libre de toda Europa. Ahora, las prostitutas han amenazado con marcharse a calles céntricas de la ciudad. Así, el Consistorio madrileño atrasa el cierre de la Casa de Campo hasta encontrar un lugar alternativo para estas mujeres.

Los mejores vídeos