La Administración de EE.UU. ordena la revisión de más de 3.000 Jaguar

Ford intenta levantar cabeza del escándalo Firestone, pero ahora sufre un nuevo revés, esta vez de manos de la Agencia de Protección Medioambiental estadounidense. Según este organismo, Jaguar, una de las firmas de lujo del fabricante norteamericano, debe revisar 3.550 vehículos comercializados en ese país entre 1994 y 1996, ya que estos coches superan los niveles de polución permitidos en EE.UU.

La Administración de EE.UU. ordena la revisión de más de 3.000 Jaguar
La Administración de EE.UU. ordena la revisión de más de 3.000 Jaguar

Desde que Ford tuvo que retirar 13 millones de neumáticos del Explorer, las llamadas a revisión se han cebado con sus vehículos. A las ruedas defectuosas han seguido, en tan sólo este verano, problemas con los sistemas de encendido, los cinturones de seguridad y los interruptores de alumbrado de alguno de sus modelos. Ahora, se ha detectado un nuevo problema en los sistemas de escape de algunos Jaguar, precisamente cuando la marca del óvalo quería potenciar a su filial en el mercado estadounidense.

Según la Agencia de Protección Medioambiental estadounidense (denominada EPA siguiendo sus siglas en inglés), 3.550 modelos del XJ12 y XJS comercializados entre 1994 y 1996 exceden los niveles de polución permitidos en este país. Este organismo afirma que cerca de 550 XJ12 comercializados de 1995 a 1996 tienen un problema con el freno de la válvula de la bomba de aire, mientras que 3.000 XJ12 y XLS vendidos desde 1994 a 1995 montan un defectuoso sensor de oxígeno.

La revisión recaerá en la marca, ya que la EPA ha establecido que las distintas reparaciones no supondrán ningún coste para los propietarios. Con esta medida, George Bush comienza a hacer efectiva su cruzada anticontaminación anunciada hace apenas un mes, cuando avisó a los fabricantes de automóviles que se endurecerán los límites permitidos en las emisiones de los vehículos.

En la actualidad, Jaguar Norteamérica, con base en Mahwah (New Jersey), posee 145 concesionarios en este país. Hace apenas una semana, Ford decidía aglutinar las actividades comerciales de esta marca junto a Aston Martin y Land Rover, pero el anuncio de la EPA supone un nuevo obstáculo para una marca que ha visto cómo sus ventas se desinflaban unidas al escándalo Firestone.