La A-6 aumentará su capacidad en un 33 por ciento

Si la ampliación tuviera los efectos deseados, las grandes retenciones de los sábados por la mañana y de las salidas y entradas de los "puentes" pasarían prácticamente a la historia.

El proyecto pendiente de aprobación es "imprescindible" para mejorar la comunicación en la zona noroeste de Madrid, según José Antonio López Casas, consejero y portavoz de la empresa que gestiona la A-6.
Esta ampliación supondría que ciudades como Ávila y Segovia estuvieran tan sólo a una hora del aeropuerto de Barajas, hecho de gran importancia turística y económica para ambas provincias. También solucionaría las colas que se forman en vacaciones y fines de semana entre los vehículos que se dirigen o vienen de la sierra.
Esta autopista es utilizada diariamente por una media de 30.800 coches (el 85 por ciento de ellos turismos particulares). En agosto y Semana Santa esta cifra puede llegar a duplicarse. Tras las obras de ampliación, la capacidad media de absorción del tráfico aumentará en un 33 por ciento, con lo que Iberpistas, concesionaria de la vía, calcula que estará bastante despejada hasta la próxima década, aunque los trabajos provocarán problemas de tráfico durante más de año y medio.
La primera de las obras creará una tercera calzada desde el enlace del Valle de los Caídos hasta San Rafael (12'5 km.). Incluye la construcción de un nuevo túnel con 2'68 kilómetros y una estación de peaje en San Rafael. El coste ascenderá a casi 15.000 millones de pesetas.

Túnel reversible
El túnel que actualmente se utiliza en dirección Madrid (el más antiguo de la A-6) pasará a ser reversible, cambiando de dirección según la intensidad del tráfico en cada momento. Así se aumenta la capacidad del paso en un cien por cien, acabando con uno de los puntos más conflictivos de la carretera, según el portavoz de Iberpistas.
También se ampliará un tercer carril entre Villalba y el Valle de los Caídos, y una cuarta vía entre Las Rozas y Villalba, por lo que la capacidad de la autopista se verá ampliada en un cien por cien en algunos tramos, y en un 33 por ciento cuando se pase de tres carriles a cuatro.
Si Fomento aprueba el proyecto antes de marzo, las obras empezarían a partir del mes de junio.

Los mejores vídeos