Koenigsegg CCR: el más rápido del mundo

Es el coche de serie más veloz. Acaba de batir el récord de velocidad en la pista italiana de Nardo: 388 Km/h fue su marca. Te contamos cómo se realizaron las pruebas y repasamos la trepidante historia de los cazarrécords.

Koenigsegg CCR: el más rápido del mundo
Koenigsegg CCR: el más rápido del mundo

Apenas llevan diez años fabricando deportivos, pero ya han conseguido escribir su nombre en el Libro Guinness de los Récords. La compañía sueca Koenigsegg ha logrado que su CCR supere los 388 km/h en el circuito italiano de Nardo. La hazaña tuvo lugar el pasado 28 de febrero y a los mandos estaba el piloto Loris Bicocchi, probador de la marca. Explican que tuvo que rodar todo el rato con el volante girado unos 30 grados, ya que la pista de Nardo es una circunferencia de 12,5 kilómetros de diámetro. No es el escenario más idóneo; de hecho, los anteriores récords de velocidad se han obtenido en pistas completamente rectas, como la de Ehra, en Alemania. No se piensan quedar ahí parados. Según sus datos, el coche alcanzó la velocidad máxima (387,87 km/h) cuando el motor –un 4.7 V8 biturbo de 806 CV- estaba a 6.790 rpm, muy lejos del régimen de potencia máxima. Por eso, la marca asegura que intentarán batir de nuevo el récord, pero –esta vez- elegirán una recta y pondrán a los mandos al propio dueño de la compañía, Christian von Koenigsegg. Anillo de alta velocidad de Nardo. 28 de febrero; hay 8 grados de temperatura ambiente y se rueda durante 40 segundos a más de 388 km/hs. El depósito está cargado con 68 litros de combustible y todos los elementos son de serie, incluidas las ruedas Michelin. Para proteger la seguridad del piloto, éste va sujeto con un cinturón de seguridad de cuatro puntos. Se cuenta con innovadores sistemas para extinguir incendios.1.- McLaren F1: 372 km/h (1993).
2.- Ferrari Enzo: 355 km/h
3.- Porsche Carrera GT: 334 km/h
4.- McLaren Mercedes SLR: 334 km/h
5.- Lamborghini Murciélago: 330 km/hEstas pruebas se realizan con coches que se pueden comprar. Eso sí, si tienes una cuenta corriente también de récord. Además, todos sus elementos –neumáticos, caja de cambios, carrocería...- son de serie. Sin embargo, cuando los coches tienen “vía libre", no respetan ni la barrera del sonido.

En octubre de 1997, el ser humano batió uno de los últimos records que le faltaban por conseguir: superó la barrera del sonido en superficie terrestre. Después de cien años de intento, al fin lo había logrado. Sin embargo, lejos de detenerse en los 1.233,47 km/h alcanzados, el hombre ha visto en este hito un nuevo acicate y ya hay cuatro contendientes que han aceptado el reto de rebasar ese nuevo límite.
No te pierdas nuestro reportaje.
Koenigsegg no aguantará la corona durante mucho tiempo. En el próximo Salón de Frankfurt (en septiembre), se espera la presentación de dos superdeportivos que ya se autoproclaman los más rápidos del mundo. Al menos, en sus fichas técnicas reza que superan los 400 km/h. Por un lado, es el esperado Bugatti Veyron (desde 2003 se ha aplazado su comercialización). Aseguran que su motor tiene un empuje sólo comparado con el despegue de un avión,: por algo tiene 1.001 CV de potencia, algo nunca visto en coches de serie. Lo que más pesa en este coche es el motor: 500 kilos. Tiene un cubicaje de ocho litros, está formado por dos bloques de ocho cilindros situados en un ángulo de 90 grados y cuenta con la ayuda de cuatro turbos. Además, escupe un par motor de 125 mkg que debe ser limitado electrónicamente para impedir que triture la caja de cambios automática que lo maneja. Se tendrá que enfrentar con el Chrysker ME-Four Twelve, un coche que –según sus creadores- ha sido diseñado alrededor de la mecánica que monta: un motor Mercedes de 12 cilindros en V preparado por AMG, que rinde 826 CV. No es la primera vez que un coche se convierte en protagonista del Libro Guinness de los Récord. Muchos automóviles protagonizan algunas de sus páginas.
Destaca el coche legal más pequeño del mundo: el Peel P50 que mide tan sólo 134 centímetros. También figura el coche más vendido del mundo: el Toyota Corolla, con casi 25 millones de unidades distribuidas. Además, según sus datos, el más caro es un Bugatti Type 41 Royale Sports Coupé vendido en 1990 en Japón por 15 millones de dólares.