Kia no entrará en competencia con Hyundai

Kia se ha "puesto las pilas" y ha comenzado a presentar nuevos modelos que renuevan su gama y la diferencian claramente de la de Hyundai, accionista principal de Kia. La llegada del nuevo Carnival es un paso más en este camino.

El 51 por ciento del accionariado de Kia está en manos de Hyundai, éste es uno de los motivos para que los responsables de ambas marcas se hayan planteado la necesidad de dotar a Kia de una nueva imagen, más joven y dinámica.

Esta decisión no significa que ambas compañías dejen de compartir proveedores y demás servicios; es más, las plataformas y las mecánicas seguirán siendo comunes y se continuará la política de reducción de plataformas. El Grupo Hyundai ha reducido significativamente el número de éstas en tan sólo tres años, pasando de 24 en 1998 a las 14 actuales.

Una de las primeras muestras de la política de la coreana ha sido la presentación del nuevo Carnival, que viene con una aspecto más joven y con la intención de no competir con ninguno de los modelos de Hyundai.

Por otra parte, con la producción de Kia se espera que el grupo coreano Hyundai consiga estar entre los cinco principales productores automovilísticos en 2010, con un total de 5 millones de unidades al año, lo que supondría en 10 años las cifras de 2000.

Con el Carnival y el Magentis, que se presentó hace unos meses, Kia inicia una reestructuración en su gama, que continuará con la presentación del Sorrento, que compartirá motorizaciones con el Carnival.

También está proyectado para 2003 el lanzamiento de un vehículo pequeño, que compartirá la plataforma del Atos.