Italia quiere prohibir la compra de un coche a quien no tenga plaza de aparcamiento

El ministro italiano de Medio Ambiente, Altero Matteoli, ha echado mano de medidas desesperadas para frenar el crecimiento de la contaminación en las ciudades de su país. Propone que, al igual que ya sucede en Japón, sea obligatorio comprar una plaza de aparcamiento para tener derecho a adquirir un vehículo.

Algunas ciudades del norte de Italia han vivido un fin de semana de intensa contaminación, con niveles de partículas en suspensión realmente disparados. Gran parte de este problema se debe al espeso tráfico rodado que soportan.

Ante la alarma social que se ha desatado, el Gobierno de Berlusconi busca grandes remedios. Uno de los que estudia el Ministerio de Medio Ambiente está inspirado en una experiencia que ya se ha puesto en marcha en Japón: se limita la compra de coches a aquellos compradores que acrediten que tienen una plaza de garaje donde meterlo.

Considera el ministro Matteoli que gran parte de la polución procede de los coches que circulan erráticos en busca de aparcamiento. Las ciudades se quedan cada vez más pequeñas, con lo que las plazas libres escasean y los tiempos de búsqueda se hacen más largos y más dañinos para el entorno.

Así, de llevarse a cabo esta medida, sólo podrá comprar coche aquel que demuestre que puede aparcarlo.

Las primeras críticas no se han hecho esperar. Dicen los que se oponen al Gobierno que el ministro sólo busca notoriedad y que esta decisión sólo arreglaría los problemas de aparcamiento a última hora, cuando la gente vuelve a sus casas. Además, señalan que, en un país que ha hecho de la picaresca un arte, pronto aparecerían artimañas y trucos que echarían por tierra las ventajas de este programa.

Los mejores vídeos