Isuzu Motors recortará más puestos de trabajo

El constructor japonés Isuzu Motors (del que General Motors posee un 49 por ciento) eliminará 3.300 puestos de trabajo antes de marzo de 2004, además de los 9.700 anunciamantdos previamente.

La compañía nipona, que arrojará un resultado negativo por tercer año consecutivo, registrará pérdidas extraordinarias en 2002 debido al coste de los despidos.

La reducción de puestos de trabajo se realizará mediante programas de jubilación y ayudando a los empleados a trasladarse a otras compañías. En total, los 13.000 despidos tendrán un coste aproximado de 90 billones de yenes (137.000 millones de pesetas).

De los 3.300 puestos que desaparecerán, 2.400 corresponderán a la planta principal de Isuzu, mientras que 600 despidos se llevarán a cabo en las empresas distribuidoras y 300 se realizarán en las factorías estadounidenses del fabricante.

Yoshinori Ida, presidente de la compañía, culpó al estancamiento del mercado japonés y a las ventas de todo terreno en Estados Unidos (escasas durante el último año) de esta situación, aunque añadió que, en breve, se aplicará un plan de reestructuración.

Por otra parte, la compañía ha anunciado un beneficio operativo en la primera mitad del ejercicio de 4,50 billones de yenes (6.900 millones de pesetas), gracias al programa de recorte de costes y al crecimiento de su área de motores Diesel.

Los mejores vídeos