Inflar las ruedas, misión “casi” imposible

Nueve de cada diez gasolineras españolas cuentan con medidores de presión de neumáticos defectuosos, según denuncia hoy el RACE. El dato es muy preocupante, teniendo en cuenta que los neumáticos en mal estado son la causa de más de 160 muertes al año.

Inflar las ruedas, misión “casi” imposible
Inflar las ruedas, misión “casi” imposible

Un estudio de ámbito nacional elaborado por el Real Automóvil Club de España (RACE) revela hoy que el 87 por ciento de las gasolineras españolas cuenta con medidores de presión de neumáticos (manómetros) defectuosos. El mal estado de estos aparatos, obligatorios en todas las estaciones de servicio, impide que los conductores inflen correctamente sus ruedas.El informe, realizado a partir del análisis de 177 gasolineras ubicadas en las seis autovías nacionales de gran capacidad, detalla que hasta un 9 por ciento de las estaciones de servicio no dispone de un manómetro operativo, mientras que un 3 por ciento no cuenta con ningún sistema de medición: sólo una de cada 100 gasolineras ofrece manómetros que indican correctamente el nivel de inflado de las ruedas.“El estado de casi el 90 por ciento de los manómetros estudiados es lamentable. La mayoría presenta fugas de aire en la goma, no engancha correctamente en la válvula (51 por ciento) o presentan una limpieza deficiente (33 por ciento)", asegura hoy a El Mundo Tomás Santa Cecilia, uno de los coordinadores del estudio.El RACE asegura que el neumático es el elemento mecánico más importante del triángulo de seguridad del coche, por delante de frenos y amortiguadores.El estudio del club de automovilistas achaca también a la Administración buena parte de la culpa del mal funcionamientos de estos aparatos. Según los análisis, hasta un 57,2 por ciento de los manómetros carece de inspección técnica obligatoria, mientras que un 5,2 por ciento presenta inspecciones caducadas. Hay que recordar que, según un reglamento publicado en el BOE el 19 de mayo de 1995, estos sistemas deben pasar “obligatoriamente una revisión anual".El informe del RACE es todavía más preocupante si atendemos a los datos de un reciente estudio elaborado por Michelin. El fabricante de neumáticos constató que un 30 por ciento de los turismos que circulan por las carreteras muestra unas presiones muy bajas en sus neumáticos. A un 12,77 por ciento le faltaba, incluso, más de la mitad del aire óptimo.En Estados Unidos, la Agencia Nacional para la Seguridad del Tráfico (NHTSA, en inglés) ha decretado que todos los automóviles nuevos que se comercialicen a partir de 2008 deben llevar equipados un sistema de control de la presión de los neumáticos. Según sus estimaciones, cada año evitarán más de 120 muertes.Pocas dudas hay ya sobre la importancia del estado de los neumáticos para la circulación. Un estudio del Instituto de Tráfico de Seguridad Vial (Intras), patrocinado por Goodyear, destaca que 1.620 personas han muerto en España en diez años por culpa de un reventón o un pinchazo en carretera; otras 120.000 han resultado gravemente heridas.Hasta el 70 por ciento de los vehículos implicados en accidentes de tráfico mortales con fallos mecánicos presentan, según este estudio, algún desperfecto de neumáticos. Lo más curioso es que siete de cada diez de estos siniestros se produce sin la implicación de otros vehículos y sin que exista ningún factor adicional como la velocidad o el mal estado de las carreteras.Un estudio de Michelin advierte de las consecuencias de circular con neumáticos poco inflados. Según el fabricante, el coche, al perder aire de las ruedas, reacciona con mayor lentitud a las órdenes del volante, resulta menos estable en virajes, frena peor y, además, puede consumir hasta un 10 por ciento más de carburante.