Industria quiere la armonización fiscal en la UE

¿Qué le hace falta a la industria española para seguir siendo competitiva? Las respuestas a esta pregunta las ha facilitado el secretario general de Industria, Joan Trullen, en un foro sobre la industria del automóvil.

Trullen ha destacado el importante papel de la industria del automóvil y componentes para la economía española en su intervención durante la primera audiencia pública de “Cars 21", el grupo conjunto al más alto nivel que diseñará la política de la industria automovilística de la Unión Europea para aumentar su competitividad y garantizar su futuro, según ha informado la patronal Anfac en un comunicado.El secretario general de Industria sostiene que, para mantener la competitividad de esta industria, es necesario que se unifiquen los tratamientos fiscales al automóvil en el Viejo Continente y la UE debe apoyar la realización de I D i en los países productores. Las autoridades comunitarias deben, en opinión de Trullen, prestar más atención a las necesidades logísticas de los países más periféricos, como España y Portugal, que deben mejorar sus conexiones tanto por carretera como por ferrocarril. Estos mismos organismos deben permitir ayudas a la inversión de sustitución, es decir, favorecer la inyección económica cuando los fabricantes introduzcan nuevos modelos. La protección de nuestro entorno ha sido uno de los puntos que también ha sido tratado por Trullen. Según sus palabras, sin que se menoscabe la protección del medio ambiente, debe considerarse la repercusión económica de las exigencias medioambientales. Además, la UE debe armonizar la normativa en materia de reducción de CO2 y de emisiones de partículas y NOx con la mezcla de gasolina y Diesel. En este sentido, el dirigente español ha afirmado que una regulación más severa en las emisiones de partículas y Nox encarecería los vehículos Diesel y, con ello, complicaría el papel que éstos están jugando en los descensos de CO2.