Incendia su coche ante los bomberos para que no se lo quede el banco

Un hombre prendió fuego a su coche en la explanada situada frente al parque de bomberos de Urioste, en la localidad vizcaína de Ortuella, para evitar, según dijo, que se lo quedara el banco, informaron hoy fuentes de este servicio de extinción de incendios.

El suceso se produjo sobre las 15 horas de ayer, justo en el momento en que los bomberos se encontraban almorzando en el comedor.

El hombre aparcó su coche en la explanada del parque de bomberos, lo roció con gasolina y lo prendió fuego.

Rápidamente los bomberos que se encontraban en el comedor, cuyas ventanas dan a esta explanada, bajaron hasta el lugar y extinguieron inmediatamente el incendio, pero no pudieron evitar que el coche, un turismo nuevo, al parecer un Seat Ibiza, quedara totalmente destruido.

El incendiario, según explicaron fuentes de los bomberos, daba muestras de estar algo desequilibrado y comentó que había tomado esta determinación para que el banco no se quedara con el coche.

Finalmente el hombre fue conducido, de forma voluntaria, en una ambulancia al hospital de Cruces para ser atendido psicológicamente.