Importantes llamadas a revisión en España

En los próximos días, miles de automovilistas españoles recibirán un inesperado aviso por parte de su concesionario para que pasen a reparar coches. Ford y Renault acaban de hacer públicas sendas llamadas a revisión que afectan a varios modelos muy vendidos en nuestro país.

Importantes llamadas a revisión en España
Importantes llamadas a revisión en España

Ford tiene que revisar un total de 78.500 unidades del Ka que se fabrica en la factoría valenciana de Almussafes. Estos coches presentan un fallo en sus frenos, concretamente en el circuito hidráulico, que puede perder líquido, aunque no llega a dejar al vehículo sin frenos, ya que dispone de doble circuito.
Están afectadas las unidades construidas entre el 12 de enero y el 29 de junio de 2001, de las que sólo 5.221 se distribuyeron en el mercado español.

Por su parte, Renault convoca a 503.000 vehículos por fallos que pueden provocar la rotura de la cadena de distribución. Son todos coches con motores dTi y dCi fabricados antes del año 2000. En España están afectadas 100.000 unidades.
Como ya informó Autopista Online hace unas semanas, en Francia existe un colectivo de afectados por estos fallos de los motores turbodiésel de Renault. Esta agrupación ha llegado incluso a demandar a la compañía.
Tanto en el caso de Ford como en el de Renault, las pertinentes reparaciones serán gratuitas.

Fuera de España
En estos días se suceden las llamadas a revisión. Las de Ford y Renault vienen a secundar la realizada hace dos días por General Motors, que afecta a 720.000 unidades. Pero también hay que reseñar las de Honda, que apretará gratis un tornillo defectuoso en los motores de 18.414 monovolúmenes Odyssey fabricados entre noviembre de 1999 y febrero de 2000. Ninguna de estas unidades se vendió en España.

Por su parte, Mitsubishi se suma a esta "moda" y avisa a 32.000 propietarios del modelo Lancer Evolution. Se trata de los coches montados entre enero de 1998 y abril de 2001 y fueron vendidos siempre en Japón. En este caso, el fallo está en el sistema de escape.

Por último, BMW anuncia que 20.500 de los Serie 3 vendidos en Estados Unidos durante 1999 presentan anomalías en los airbags. Las bolsas de aire se abren inopinadamente sin que choque alguno provoque su explosión.
Una vez más, todas estas reparaciones se realizarán sin coste para los usuarios.