Ibarra asegura que si fuera Artur Mas se 'iría para casa pero corriendo' y dejaría 'el sitio a otro'

El ex presidente extremeño asegura que la ex ministra Trujillo 'está exteriorizando mucho' una 'vena' que él conoció cuando fue consejera

El ex presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, ha asegurado que si fuera el presidente de la Generalitat catalana, Artur Mas, se 'iría para casa pero corriendo' tras los resultados electorales de este pasado domingo, y ha considerado que 'lo mejor sería dejar el sitio a otro'.

'Si fuera Mas me iría para casa pero corriendo', ya que a juicio de Ibarra, tras perder doce escaños se abren dos posibilidades: 'o bien Artur Mas continúa con su proyecto secesionista y no está autorizado por su electorado, porque le ha dado bastante menos representación de la que tenía', o por el contrario 'obvia ese proceso, y esa era su principal baza electoral, para eso convocó las elecciones'.

Si decide seguir la segunda opción, 'si ahora no lo va a hacer, ya me contará usted cuál va a ser el papel de este señor, qué credibilidad va a tener', ha señalado el ex presidente extremeño en una entrevista concedida al programa 'Julia en la Onda', de Onda Cero, y recogida por Europa Press.

Ante esta situación, Rodríguez Ibarra ha considerado que 'lo mejor sería que (Mas) dejara el sitio a otro que haga como que acaba de llegar y que con él no va la cosa, para ver si son capaces de articular un buen gobierno', y aunque no ha querido ofrecer nombres sobre su posible sustituto, sí ha apuntado que 'alguno habrá, o alguna'.

Respecto a los resultados de las elecciones catalanas de este domingo, Rodríguez Ibarra ha señalado que hace unos días él ya expresó su 'intuición' de que CiU se iba 'a dar un buen porrazo. Y no hacía falta ser muy adivino', ha dicho.

RAZONES DE LOS RESULTADOS

Y es que, según ha dicho, había que 'tener en cuenta que una parte de la burguesía catalana, fundamentalmente aquella que está encuadrada en el sector económico, no iba a apoyar esa propuesta de CiU, y por tanto le iba a faltar ese voto', y al igual que el de 'aquellos que votaban a CiU y eran nacionalistas radicales, independentistas convencidos', ya que éstos 'no iban a votar a la fotocopia, sino al original', que a su juicio es ERC.

'Sobre eso hice yo el análisis, pero decirlo ahora, a toro pasado, me da un poco de pudor, porque parece que uno es más listo que los demás o parece que está vacilando', ha aseverado Rodríguez Ibarra, quien ha añadido que 'el caso es que el resultado ha sido el que ha sido'.

Sin embargo, a pesar de estos resultados electorales, Rodríguez Ibarra ha señalado que el 'peligro' de ruptura 'existe, existe desde que existen partidos nacionalistas', y según ha señalado, 'ese peligro no ha desaparecido ni va a desaparecer mientras sigan existiendo partidos nacionalistas en los ámbitos periféricos españoles'.

Según ha aseverado Rodríguez Ibarra, 'un nacionalista lo que quiere es tener una nación' y una vez que lo consiga, quiere 'un Estado con todos sus atributos, incluido el militar'.

EN LA SALA DE ESPERA

Respecto a la situación actual, Rodríguez Ibarra ha apuntado que 'en estos momentos no hay nada qué hacer en España, más que esperar a ver si el paciente resucita o se muere', ha dicho.

'Llevamos cuatro años en la sala de espera, y ha gente que se desespera' y se 'quiere marchar', por lo que Rodríguez Ibarra ha apostado por 'intentar averiguar cómo vamos a salir de esta crisis, primero poniéndose de acuerdo en el diagnóstico', en 'qué es lo que tiene el enfermo'.

Así, ha apostado por realizar primero un 'diagnóstico conjunto de las fuerzas políticas españolas', y posteriormente, con las distintas recetas que se pusieran encima de la mesa, habría que 'intentar hacer un factor común de esas recetas para salir', y en ese sentido, ha recordado que existe un 'ejemplo concreto que lo atestigua y lo avala, que son los Pactos de la Moncloa', ha señalado.

DICE A TRUJILLO QUE 'NO SON BUENAS LAS MALAS COMPAÑÍAS'

Finalmente, y sobre la polémica generada en los últimos días en torno a ex consejera extremeña y ex ministra de Vivienda María Antonia Trujillo, y que ha provocado peticiones de expulsión del PSOE, Rodríguez Ibarra ha mostrado su convicción en que 'al final efectivamente sacaría una vena, que yo conocía algo cuando fue consejera mía, y que parece que ahora está exteriorizando mucho'.

Así, y sobre su posición respecto a la ex ministra, Ibarra ha aseverado: 'Ni la apoyo ni la dejo de apoyar', ha dicho. 'Yo me opuse a que fuera diputada por Cáceres, pero como ahora, como dice Pere Navarro, yo ya no soy nadie en el PSOE, entonces no tuve suerte', ha señalado el ex presidente extremeño.

El ex presidente extremeño ha zanjado este asunto aseverando que 'no son buenas las malas compañías'.