Hyundai se sumerge en el saneamiento económico

Tras la sombra de la quiebra de Daewoo, el otro fabricante surcoreano Hyundai ha anunciado que paralizará sus proyectos hasta sanear sus cuentas.

Hyundai Engineering & Construction Co., el mayor constructor de Corea del Sur, anunció ayer que abandonará algunos de sus proyectos para acortar su deuda.
Según Park Jong-Kil, portavoz de la empresa, la restructuración podría llevar al despido de 2.000 empleados de la división Hyundai Engineering, la cual cuenta actualmente con 7.200 empleados. Este plan, ideado por la compañía, también paralizará los estudios de energía eléctrica y química.
Hyundai arrastra problemas financieros desde el pasado año y el Gobierno coreano le facilitó un crédito bancario de cuatro años, que vence un año después de que la empresa empiece su liquidación.
La compañía surcoreana ya había anunciado últimamente un plan de saneamiento de más de mil millones de dólares con nuevos fondos obtenidos con la venta de stocks, inmuebles y bonos.
Los problemas de Hyundai se suman a los que vive la otra gran empresa automovilística surcoreana, Daewoo Motor Co, que se declaró en quiebra el pasado mes de noviembre.

Los mejores vídeos