Honda planea crecer en Norteamérica

Cuando las ventas se mantienen en el filo y muchas marcas buscan salidas para aumentar sus beneficios o salir de los números rojos, aún quedan compañías automovilísticas que "se tiran a la piscina" y se plantean incrementar su producción. Honda es ejemplo de ello.

La compañía automovilística Honda ha anunciado que ampliará la producción de sus plantas ubicadas en EE.UU. y Canadá para cubrir el aumento que ha sufrido la demanda de vehículos todo terreno y monovolumen en aquellos mercados.

El objetivo es pasar de las actuales 1,22 millones de unidades a unas futuras 1,4 millones a finales de 2004. Para lograr este fin, Honda realizará una inversión de 466 millones de dólares (470 millones de euros, 78.320 millones de pesetas), que irá destinada, sobre todo, a la planta que la empresa japonesa tiene en Lincoln (Alabama), donde se fabrican los monovolumen Odyssey y motores V6. Estos últimos pasarán de una producción de 150.000 en septiembre a 3.000 en el año 2004.

Con estos incrementos de las producciones también se realizarán nuevas contrataciones. Se ha anunciado que entrarán a formar parte de la plantilla de la planta de Honda en Alabama unos 2.000 trabajadores, alcanzando un total de 4.300 empleados.

Así, la factoría de Lincoln recibirá 425 millones de dólares (429 millones de euros, más de 71.400 millones de euros). Este interés de Honda por la factoría de Alabama se justifica por el respaldo de este estado a las ampliaciones de empresas. De hecho, se espera que la Administración de Alabama incentive a la planta de Lincoln con 90 millones de euros (90,91 millones de euros, 15.100 millones de pesetas).

Con este tipo de medidas, Alabama pretende convertirse en uno de los principales centros de fabricación de automóviles del país. En los últimos años, han situado sus plantas en este estado cinco marcas: Mercedes Benz, en Vance; Toyota, en Huntsville; Navistar, también en Huntsville; Hyundai, en Montgomery; y Honda, en Lincoln.

De todas formas, la compañía nipona no se quedará aquí, ya que también reforzará la producción de su fábrica en Ohio (Estados Unidos) y de la que posee en Canadá.