Honda alquila surtidores de gas natural

Los propietarios de vehículos propulsados mediante gas natural están de enhorabuena. Se acabó el buscar una estación de servicio en la que haya un surtidor apropiado: a partir de ahora, Honda alquilará dispositivos para que los conductores puedan repostar en su propia casa. De momento, la iniciativa sólo se llevará a cabo en California.

Honda alquila surtidores de gas natural
Honda alquila surtidores de gas natural

Los concesionarios de Honda en California (Estados Unidos) comienzan a ofrecer a sus clientes un servicio muy especial: aquellos que compren un Civic GX, propulsado mediante gas natural, podrán alquilar un dispositivo para repostar en su propia casa. Actualmente, existen unas 7.000 unidades de este modelo en las carreteras estadounidenses, pero se trata de la primera vez que los conductores pueden comprar un vehículo y hacerse, a la vez, con un surtidor, según explica la marca.Este dispositivo, fabricado por la compañía canadiense FuelMaker, se conecta a las canalizaciones de gas natural existentes en una casa y su instalación ronda los 1.000 euros. Sin embargo, los concesionarios alquilan este aparato por 26-60 euros al mes. Este bajo coste, según anuncia Honda, influirá positivamente en las posibles ayudas que ofrezcan las Administraciones locales o estatales para la compra de coches ecológicos. El fabricante japonés espera vender 300 Civic GX este año en California. Estos vehículos pueden recorrer más de 350 kilómetros sin repostar y su mantenimiento es económico: apenas gasta 0,37 dólares (0,28 euros) cada 1,6 kilómetros. Un Civic con motor de gasolina llena el depósito de combustible cada 563 kilómetros y su coste es de 0,88 dólares (0,67 euros) cada 1,6 kilómetros. El Honda Civic GX cuenta con un motor de 1,7 litros y 4 cilindros. Su precio es de 21.670 dólares (16.600 euros) y los compradores pueden beneficiarse de una deducción de 1.531 euros en los impuestos federales. No sólo existen ventajas económicas: la versión GX apenas arroja contaminación a la atmósfera. Según Honda, el motor de gas de combustión interna emite un 87 por ciento menos de óxido de nitrógeno, un 70 por ciento menos de monóxido de carbono y un 25 por ciento menos de dióxido de carbono que un vehículo con una mecánica de gasolina.Sin embargo, también hay inconvenientes. Si el coche se queda sin combustible en la carretera, tendrá que ser remolcado hasta la casa del conductor o hasta una de las 100 estaciones de servicio que ofrecen gas natural en California. Además, se tarda ocho horas en repostar: la mayoría de los propietarios tendrán que hacerlo durante la noche."Evidentemente, no estamos hablando de un vehículo que vaya a ser empleado como automóvil principal; es el segundo coche de la familia", explican en Honda.La consultora JD Power Assocciates ha realizado su encuesta anual a los automovilistas de Reino Unido, en la que pide que valoren diferentes marcas y modelos. El Honda Jazz ha conseguido el primer puesto por segundo año consecutivo, seguido por el Lexus IS y por el Toyota Yaris. Además, los Civic, CR-V y Accord también están entre los mejor considerados de su segmento.
Por si fuera poco, Honda es la tercera marca con la que los clientes se sienten más satisfechos. Lexus y Skoda ocupan, respectivamente, el primer y segundo lugar.