Herrera y Montoro ven compatibles el modelo de ordenación CyL con la Ley de Bases y descartan eliminar municipios

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha asegurado este martes que el nuevo modelo de ordenación del territorio iniciado hace más de un año en la comunidad y la Ley de Bases de Régimen Local que va a ser modificada por el Gobierno son 'perfectamente engarzables' y no ve 'incompatibilidades'.

'En Castilla y León se va a aplicar la nueva ley de bases pero vamos a ser receptivos con las circunstancias específicas que determinan que la comunidad sea municipalista', ha señalado el jefe del Ejecutivo regional tras el encuentro en Madrid que mantuvo con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

Durante el encuentro de más de dos horas, Herrera ha traslado al ministro la 'problemática' del modelo territorial de Castilla y León, una comunidad que cuenta con 2.248 municipios y sólo 15 de ellos con más de 20.000 habitantes.

'No se plantea la eliminación de ningún municipio, ni de eliminar, ni de obligar a refundar', ha subrayado un aspecto en el que según ha apuntado ambos responsables han coincidido. Así, el objetivo es lograr 'una mayor eficiencia y el sometimiento de las administraciones al equilibrio presupuestario', lo que , a su juicio, determina como servir de una manera 'mejor y eficiente, con menos costes y evitando el solapamiento y la duplicidad de competencias'.

Según ha explicado, en el encuentro ambos responsables concluyeron en que los dos modelos son 'coincidentes' por lo que han acordado intensificar el trabajo entre ambas administraciones a través del consejero de Presidencia de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez y del secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta.

Así, el presidente de la Junta ha señalado que la comunidad ya ha desarrollado la definición de 750 competencias y funciones repartidas entre las diputaciones, los municipios de 20.000 a 5.000 habitantes, entre 5.000 y 1.000, inferiores a 1.000 y los nuevos distritos o mancomunidades que creará.

Según ha señalado, el proyecto llegará a las Cortes regionales 'en el último trimestre del año' con esta propuesta todo el territorio de la Comunidad quedará delimitado en distritos rurales -mancomunidades de interés comunitario- con la única excepción de los 15 municipios de más de 20.000 habitantes que se constituirán en distritos urbanos.

Además del nuevo modelo de ordenación urbano en el encuentro ambos responsables analizaron cuestiones como la financiación autonómica y local, el sector del automóvil o el plan a proveedores.