Hasta pronto, “Matador”

Se acabó. Sainz se ha despedido de los rallies anunciando que quiere dedicar más tiempo a su familia; 250 días al año fuera de casa son demasiados. Atrás quedan dos campeonatos mundiales, la trayectoria profesional más regular de todos los pilotos que participan en la máxima categoría de la especialidad y una afición incondicional, a la que da las gracias.

Hasta pronto, “Matador”
Hasta pronto, “Matador”

“Ésta ha sido una difícil decisión, sobre todo por lo mucho que sigo disfrutando de las carreras. Si a esto le sumamos que estoy en el equipo campeón del mundo y que tengo la posibilidad de continuar en él la próxima temporada, todo el mundo puede entender lo complicado que ha sido decir adiós". Pero Sainz se va. Con esas palabras, anunció el pasado jueves que había llegado la hora de aparcar 18 años en la máxima categoría de los rallies.Son muchos los aficionados que no acaban de creérselo. La retirada hubiera parecido más lógica antes de 2002, cuando, tras la aciaga avería que le costó el título en 1998, sumó una sola victoria en 49 carreras. Sin embargo, ese triunfo (obtenido en 2000, en un rally que acababa de debutar en el calendario: Chipre) y un nuevo primer puesto en Argentina, hace dos años, le motivaron. En las dos últimas temporadas ha vuelto a pisar el primer escalón del podio. Este año, ha ganado en Argentina y ha finalizado en uno de los puestos de honor en 7 de las 12 carreras disputadas. Además, Citroën le ha ofrecido un contrato para que se quede con ellos. Sin embargo, Sainz ha decidido que éste es el momento de irse sin emplear la puerta trasera.Carlos aún llevará el volante del Xsara WRC y luchará por el subcampeonato en los rallies de Cataluña y Australia, las pruebas que darán el carpetazo a un Mundial que ya tiene vencedor: Sebastien Loeb. El compañero de equipo del madrileño obtuvo el título en Córcega, hace 10 días. La próxima temporada, Sainz no estará en la pugna por el certamen; la FIA (Federación Internacional de Automovilismo) ha decidido que el calendario debe ser aumentado a 16 pruebas –con sus respectivos entrenamientos y tests previos-, en contra de la opinión de la mayoría de los equipos y pilotos, que pedían 13. El español, que pasa 250 días al año fuera de casa, ha resuelto que son demasiadas carreras. A sus 42 años, va a dedicarse a los suyos: “Mi hija tiene seis años y aún no sabe montar en bicicleta. He decidido dar un cambio en mi vida para estar más tiempo con mi familia", explicó durante su despedida, en la que estuvo acompañado por su mujer, Reyes, y su amigo de toda la vida, Juanjo Lacalle. Él sabe, mejor que nadie, que la trayectoria de Sainz no ha sido cuestión de buena o mala suerte.

¿Crees que Carlos Sainz debería seguir en activo? ¿Hay un sustituto claro?

Participa en nuestros foros.
Los mejores vídeos