Hasta pronto, “Matador”

Se acabó. Sainz se ha despedido de los rallies anunciando que quiere dedicar más tiempo a su familia; 250 días al año fuera de casa son demasiados. Atrás quedan dos campeonatos mundiales, la trayectoria profesional más regular de todos los pilotos que participan en la máxima categoría de la especialidad y una afición incondicional, a la que da las gracias.

Hasta pronto, “Matador”
Hasta pronto, “Matador”

Al anunciar su retirada, Sainz ha rechazado la oferta de Citroën, que le había pedido que siguiera en el equipo marcando su propio calendario. El madrileño podría haber realizado 2 carreras, 10 ó 16, pero Carlos no quiere medias tintas. “Es difícil decir ‘no’ a un contrato fantástico, pero ha llegado el momento de dejar de participar en el Mundial de Rallies", ha señalado. A pesar de todo, podría colaborar con la marca en un futuro, poniendo a punto los nuevos World Rally Car, como el C4, que llegará al certamen el año que viene. Guy Frequelin, director del equipo Citroën, quiere contar con el madrileño, cuyos conocimientos mecánicos han ayudado a perfeccionar el Xsara que ha dado a la automovilística gala el Mundial de Marcas y a Sebastien Loeb, el de Pilotos. Carlos le ha agradecido su confianza, al igual que a Claude Satinet (director general del fabricante) y, especialmente, a Magda Salarich, responsable de Citroën en España. Ella fue la persona que más ayudó a que Sainz formara parte del equipo galo a finales de 2002. Sainz es famoso por su trabajo a la hora de poner a punto los coches. Gracias a él, Colin McRae (cuando estaba en Subaru) o Juha Kankkunen (cuando estaba en Toyota) ganaron sendos títulos. Sus compañeros en el Mundial también le deben, en parte, contratos millonarios, pues Carlos fue el primero que exigió una subida de sueldo acorde con el riesgo que corrían los pilotos y con los beneficios publicitarios que obtenían los fabricantes.Son muchos los retos que Carlos se plantea en el futuro, todos ligados al motor. Podría volver a los circuitos, pero una de las opciones que suena con más fuerza es la de una participación en el Dakar. Incluso Volkswagen, que ha fichado a Kankkunen para la próxima edición de la durísima prueba, ha mantenido contactos con Sainz. El español seguiría así los pasos de muchos campeones de rallies que se han embarcado en la aventura africana: Ari Vatanen, Kenneth Eriksson, Bruno Saby (todos ellos vencedores en el Dakar) o, sin ir más lejos, Colin McRae, que decidió participar en esta carrera cuando Citroën eligió la experiencia de Carlos en lugar de la suya. Sin embargo, estos proyectos son a largo plazo. Su futuro más inmediato pasa por afrontar las dos pruebas que restan en el calendario 2004: el Rally de Cataluña –en el que recibirá un homenaje- y el de Australia. Carlos cuenta con varios negocios paralelos a su trayectoria deportiva. El madrileño, que abandonó la carrera de Derecho cuando cursaba el segundo año, forma parte del accionariado del gimnasio Reebok Sports Club de Madrid y de Sky Service, compañía dedicada al alquiler de aviones privados. En 2002, inauguró el Carlos Sainz Center, un circuito de karts en el que se celebran reuniones de empresas, situado en la localidad madrileña de Las Rozas.La determinación del piloto español ha obtenido el respeto y el reconocimiento de todos aquellos ligados a él. “No habrá vuelta atrás, Carlos siempre madura mucho sus decisiones", ha anunciado Luis Moya, que fue su copiloto durante 14 años. “Ha dado mucho al automovilismo español y le deseo lo mejor", ha afirmado el gallego, actual director deportivo de Subaru.Cuando la relación entre ambos se enfrió, Marc Martí pasó a ocupar el “asiento del sufridor". “Se retira porque quiere; he sido un espectador privilegiado a su lado", aseguró al diario “As" el día de la despedida del madrileño.

También Fernando Alonso, desde la Fórmula Uno, ha tenido palabras para Carlos: “No es normal que un piloto esté tantos años en la élite como ha estado él, ojalá siga ligado al motor. Será una gran pérdida para el deporte español", ha declarado al periódico deportivo. Son muchos los que piensan como él: Carlos ha sido capaz de acercar al público una disciplina lejana a las cámaras de televisión y ahora podría diluirse el interés de los medios. No será por la falta absoluta de relevos españoles, como han apuntado algunos. En el certamen queda Dani Solá, que ya ha disputado dos temporadas en el Grupo N y que se proclamó Campeón del Mundo Júnior en 2002. El catalán podría estar en Subaru el año que viene o continuar en Mitsubishi, marca con la que ha realizado varias carreras en la máxima categoría en 2004 (la próxima, en Cataluña). Xavi Pons y Dani Sordo han cuajado buenas actuaciones a los mandos de sus vehículos de Grupo N y también Sergio López-Fombona comienza a despuntar. Sólo hace falta, como ha apuntado el propio Sainz, “que se den oportunidades a los jóvenes, con el fin de que no se pierda el interés. Espero que se siga hablando del Mundial, pero, para que eso suceda, debe tomar una dirección correcta. Veo que se están tomando decisiones equivocadas", ha añadido.A pesar de todo, Carlos Sainz ha disfrutado intensamente de sus 18 años en lo más alto. “Estoy muy orgulloso de haber llevado la bandera española por todo el mundo", ha declarado. Los aficionados sólo pueden devolver el agradecimiento que el madrileño ha querido enviarles en su despedida. Hasta pronto, “Matador".

¿Crees que Carlos Sainz debería seguir en activo? ¿Hay un sustituto claro?

Participa en nuestros foros.
Los mejores vídeos