Hacia la liberación de la licencia de compraventa en los taxis barceloneses

El precio de las licencias de compraventa del servicio de taxi en Barcelona las decide el Imet, algo con lo que no están muy conformes los profesionales barceloneses que han visto cómo dichos documentos se han devaluado respecto a otras ciudades españolas.

La totalidad de la Mesa Técnica del Taxi barcelonesa ha reclamado al Instituto Metropolitano del Taxi (Imet) de la Ciudad Condal que se liberalice la compraventa de licencias.

En la actualidad, el Imet tiene instaurada una bolsa de licencias y, cuando un taxista se jubila, recibe de dicha bolsa una indemnización. Esta acción perjudica a los taxistas que antes vendían la licencia a otro conductor y sacaban más dinero que con la actual indemnización. Además, el precio de la licencia también está fijado y asciende a unos 6,1 millones de pesetas, con lo que estos profesionales pierden dinero frente a otros que trabajan en otras ciudades como, por ejemplo Madrid, donde el precio del documento está en torno a los 12 millones de pesetas.

Para solucionar este problema, el Imet ha previsto un aumento del precio fijo de las licencias a partir del próximo 1 de enero. De todas formas, la cuantía de este incremento apenas las colocaría en los 6,5 millones de pesetas, todavía lejos de los 10 millones que se pagan en Valencia o de los 15 millones que llegan a pagarse en localidades cercanas a Barcelona como Sabadell o Terrasa.