Hacia el carné de conducir paneuropeo

La UE quiere acabar con las fronteras que todavía tienen sus conductores. Hay multitud de permisos de conducir en los estados miembros. En algunos países, ni siquiera es necesario renovarlos. Un carné único agilizaría los trámites y acabaría con las falsificaciones.

Hacia el carné de conducir paneuropeo
Hacia el carné de conducir paneuropeo

De Helsinki a Cádiz, de Lisboa a Bratislava... La UE quiere que todos los conductores que se muevan por sus carreteras enseñen un único carné de conducir. En la actualidad, cada país expende una licencia propia. Las hay tan distintas que a la Policía de otros estados les cuesta adivinar si un carné es falso. Además, los conductores que cambian de país tienen que realizar multitud de papeleo, incluidos exámenes físicos. También, según señalan, se agilizaría el cobro de las multas que los automovilistas realizan más allá de sus fronteras. Sin embargo, existen muchas asperezas que limar. De hecho, no es la primera vez que los ministros de Transporte de la UE se reúnen para tratar el asunto. Ya lo abordaron el pasado mes de diciembre y contaron con la oposición de Alemania, Francia, Polonia y Austria. Estos países quieren más plazo para adaptarse al nuevo formato que defiende Bruselas. ¿Por qué? Países como Alemania o Austria no exigen a sus conductores unos plazos para renovar sus licencias. Sin embargo, el carné paneuropeo exigiría introducir una caducidad al documento (probablemente diez años). Otros estados protestan porque el nuevo carné supondría importantes costes administrativos. Según los planes de la UE, podremos ir desechando el gran tríptico rosa. De hecho, en nuestro país ya se está introduciendo un nuevo carné tipo tarjeta. En Bruselas se apuesta por que –además- incluya un microchip para almacenar todos los datos del conductor.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.