¿Ha comprado ZAP 76.000 smarts?

¿Ha comprado la firma ZAP vehículos Smart por valor de 800 millones de euros? La compañía estadounidense sostiene que sí, mientras que en la filial de DaimlerChrysler no se tiene constancia. Se sospecha que puede ser un truco publicitario.

La polémica está servida. ZAP y Smart no se ponen de acuerdo. La primera, la compañía estadounidense ZAP (Zero Air Pollution o Contaminación Cero del Aire) sostiene que ha hecho un pedido de más 76.000 vehículos al fabricante alemán por un montante de 1.000 millones de dólares (unos 800 millones de euros). Sin embargo, en la filial de DaimlerChrysler, a la que vendría de perlas este pedido dada su delicada situación económica, afirman, según cita El Mundo, que no se tiene noticia de esta compra. Este hecho ha provocado que los rumores en uno u otro sentido se disparen. Por un lado, algunas fuentes señalan que puede tratarse de una operación de márketing de ZAP para llamar la atención de los medios y del cliente norteamericano.Desde ZAP, sin embargo, se niega esta posibilidad y se señala que el pedido se ha formulado directamente a DaimlerChrysler, con el fin de acelerar los trámites. Incluso, se ha apuntado la posibilidad de que “no estén en condiciones de atender este encargo", algo que no comparten los concesionarios europeos de Smart, que, según ZAP, se han puesto en contacto con la compañía para venderles sus coches en stock. ZAP había anunciado recientemente que una versión del Smart Fortwo, adecuada específicamente por esta compañía para cumplir la normativa sobre emisiones contaminantes de EE.UU., había superado las pruebas federales al respecto. Esta variante americanizada había provocado una gran expectación entre los automovilistas norteamericanos a causa del alza constante del precio de los carburantes. La empresa estadounidense ZAP sostiene que ya ha recibido órdenes de compra en los Estados Unidos por un valor de 1.000 millones de dólares para redistribuirlos en el país, y se esperan aún más. Smart ha llamado a revisión a todas las unidades del modelo Fortwo fabricadas entre 1998 y 2000. Los responsables de la firma quieren comprobar el estado de una pieza que podría haber sufrido un desgaste anormal.
En el taller oficial se llevará a cabo una inspección visual del eje delantero y se sustituirá, sin coste para el cliente y en media hora, una brida que sujeta el eje delantero para evitar posibles problemas.