Gruistas y aseguradoras se reúnen de nuevo

En estos momentos se reúnen grúistas y aseguradoras para poner fin a un conflicto que, por ahora, no ha provocado incidentes pero que amenaza con llevar el caos a las carreteras durante la “Operación Retorno".

La huelga de grúas vascas calienta el sector
La huelga de grúas vascas calienta el sector

La falta de incidentes es la nota predominante durante los dos días de paro técnico que están llevando a cabo las grúas de ayuda en carretera en once comunidades autónomas (Asturias, Aragón, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia, Extremadura, País Vasco, Navarra, Madrid y La Rioja) y las provincias de Sevilla, Córdoba, Cádiz, Jaén y la isla de Menorca. Aun con eso, ya ascienden a más de un centenar los vehículos que se encuentran accidentados o averiados en los arcenes de las carreteras españolas. Así lo ha confirmado el director general de Tráfico, Pere Navarro, quien ha indicado que "el número de vehículos abandonados en el arcén" debido a la huelga en el sector de las grúas "son pocos, y todo el mundo ha cumplido con los compromisos adoptados. No ha habido ningún vehículo que se haya quedado en medio de la calzada o que afecte a la seguridad vial".

Para intentar poner fin al paro técnico en el sector, al cierre de esta noticia, permanecen reunidos los representantes de las empresas de grúas y de las compañías aseguradoras. En esta ocasión es en la sede de la Dirección General de Tráfico y con la presencia del director general de este organismo, el citado Pere Navarro, que ha indicado que intentarán lograr un final feliz para el conflicto, aunque se trata de "un problema de precios, un conflicto mercantil entre empresas y es difícil que un tercero fije el precio". A la reunión han acudido representantes de ANEAC (Asociación Nacional de Empresas de Auxilio en Carretera), CEPAS (Confederación Española de Empresas de Asistencia de Auxilio en Carretera) y de UNESPA, la patronal de las aseguradoras. El acuerdo parece difícil, pero hay esperanzas por todas las partes.Mientras tanto, desde los organismos públicos se lanzan mensajes de tranquilidad a los conductores a los que se les asegura que se trabajará al máximo para que la incidencia de la huelga en la “Operación Retorno de las Vacaciones" sea la mínima. El propio Pere Navarro ha explicado que “el Gobierno utilizará todos los medios que hay a su alcance" para garantizar la seguridad vial y ha añadido que “hay un ofrecimiento de grúas por parte del Ejército" que, en “caso de que nos haga falta, no dudaríamos en utilizar". La DGT tiene a su disposición unas 180 grúas del ejército para poder ser usadas en caso excepcional y si el número de vehículos en las carreteras se dispara. En ese mismo sentido, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, se ha dirigido por carta a los presidentes de todas las comunidades autónomas para coordinar la colaboración entre las administraciones públicas ante el conflicto con el fin de paliar sus consecuencias. Al mismo tiempo, las aseguradoras se han comprometido con la Dirección General de Seguros (DGS) a abonar a sus clientes todos los gastos que les ocasione el paro de las grúas y se han mostrado dispuestos a “buscar soluciones alternativas" para trasladar o reparar en el acto los vehículos siniestrados.

Desde el sector se ha indicado que, durante estos dos días de paro técnico, se han atendido al 63 por ciento de los conductores que solicitaron una grúa. La Asociación de Usuarios de Bancos Cajas y Seguros (ADICAE) se va a reunir entre hoy y mañana viernes con los responsables de las dos principales asociaciones de empresas de auxilio en carretera, Cepas y Aneac, para intentar lograr una "solución rápida" al conflicto surgido entre la patronal de las aseguradoras, Unespa, y los empresarios de grúas, que amenaza con dejar a miles de vehículos averiados en las cunetas de las carreteras españolas durante la Operación Retorno.

Al mismo tiempo se han iniciado conversaciones para fijar la fecha de una reunión con la presidenta de las empresas aseguradoras Unespa, Pilar González de Frutos, quien ha mostrado su disposición a dialogar con dirigentes de ADICAE.