Gronholm, nuevo líder del Mundial de Rallies

Finlandia ya tiene nuevo héroe. Se llama Marcus Gronholm, es finlandés y acaba de ganar el Rally de Finlandia. No sólo eso. Con su victoria, el joven talento de Peugeot pasa a encabezar la clasificación del Mundial de Rallies

Gronholm, nuevo líder del Mundial de Rallies
Gronholm, nuevo líder del Mundial de Rallies

A falta de cinco pruebas para el final del Campeonato, Gronholm ha logrado superar a Richard Burns. El británico parecía imparable a principios de temporada, pero ahora el hombre más sólido es el finlandés de Peugeot, que tiene 44 puntos frente a los 38 de Burns. La retirada de éste en la segunda etapa propició el desenlace final de la prueba.
Después, con 36 puntos, marcha McRae, que ayer logró hacerse con la segunda plaza en el Mil Lagos. El cuarto es Carlos Sainz, que tiene 27 puntos.
La última etapa de Finlandia apenas tuvo historia. Gronholm no arriesgó nada y se limitó a defender su cómoda ventaja. Así, la atención se centró en la lucha por la segunda plaza entre Harri Rovanpera y Colin McRae. El escocés fue más ambicioso y arriesgó más que el finlandés, con lo que logró los tres segundos de diferencia que a la postre le dieron el segundo lugar.
Carlos Sainz ha sumado un nuevo traspiés. Los continuos problemas eléctricos del Focus han impedido que el español pudiera estar en la lucha por el triunfo. Ayer, en el penúltimo tramo, se incendió un cable del motor y perdió otros cinco minutos tratando de apagarlo. Al final, muy desmotivado, se clasificó decimoquinto a 13:46 de Gronholm. Pese a los problemas, Sainz aprovechó para probar nuevos componentes en el motor y en las suspensiones del coche.
En Seat también han avanzado mucho en la puesta a punto del nuevo Córdoba WRC3. Al menos en la unidad de Auriol, única que llegó al final de la carrera.
Ahora, la próxima prueba se disputará en Chipre a mediados de septiembre. Lo que suceda allí será determinante para la suerte del Mundial. En Finlandia, tras el éxito de Gronholm, se demuestra el acierto de Peugeot a la hora de planificar el campeonato. Apostaron por pilotos poco laureados y se gastaron el dinero en un gran coche. Ahora, recogen frutos.