GM y Ford se aprietan más el cinturón

General Motors y Ford, los dos principales fabricantes de automóviles del mundo, han anunciado su intención de recortar aún más sus costes. Por su parte, Chrysler vuelve a la política de descuentos que tanto había criticado.

General Motors y Ford, los dos principales fabricantes de automóviles del mundo, han anunciado su intención de recortar aún más sus costes. Por su parte, Chrysler vuelve a la política de descuentos que tanto había criticado.General Motors ha sido la primera en dar el paso y ha pedido a todos sus departamentos que extremen sus esfuerzos para reducir los costes. "No ha habido una orden específica, pero se les ha exigido que sean vigilantes ya que la competitividad es muy grande". Así, como ejemplo, los departamentos de marketing y de desarrollo de nuevos vehículos, que ya tenían la consigna de bajar sus gastos entre el 3 y el 7 por ciento, ahora deberán cortarlos en un 10 por ciento. Gary Cowger, presidente de General Motors América del Norte, ha justificado estos recortes señalando que se deben a las presiones financieras que crean los programas de incentivos que están desarrollando los tres grandes de Detroit. Ford, por su parte, ha anunciado que quiere reducir de forma sensible su presupuesto no relacionado con el desarrollo de productos, que en la actualidad asciende a 30.000 millones de dólares. Para ello va a crear 9 equipos que analizarán dónde y cómo se puede ahorrar en determinados departamentos, como los de Ventas, Servicio, Transporte, Informática, Maquinaria o Herramientas. Según un portavoz del grupo norteamericano, el objetivo de la compañía es ahorrarse el 20 por ciento de estos gastos en los próximos dos años. Al mismo tiempo, Chrysler ha notificado que va a volver a adoptar programas de descuentos tras unos meses en los que había dejado de aplicarlos. El descenso en sus ventas durante el mes de marzo y la fiera competencia existente han obligado a la filial de DaimlerChrysler a volver a una política de ofertas que siempre ha criticado.