GM revisa 900.000 pick-ups

General Motors revisará cerca de 900.000 de sus pick-ups por un problema en los cables que sujetan la compuerta trasera. El problema afecta, sobre todo, a modelos que circulan en los Estados Unidos.

General Motors ha anunciado que va a llamar a revisión a cerca de 900.000 pick-ups en todo el mundo por un defecto en los cables de soporte de la compuerta trasera, que pueden romperse cuando a causa de la corrosión. Por culpa de este problema, deberán pasar por el taller los Chevrolet Silverado y los GMC Sierra fabricados durante los años 1999 y 2000. La compañía norteamericana ha confirmado que se han producido 84 heridos por motivo de este fallo, aunque se trata sólo de arañazos y pequeños golpes y no de colisiones o heridas graves. De los 900.000 vehículos involucrados en esta llamada a revisión, más de 800.000 unidades circulan por los Estados Unidos; cerca de 90.000, por México y Canadá, y el resto, unos 3.800, han sido exportados a otros países del mundo.Un problema similar ha obligado a General Motors a revisar ya cuatro millones de unidades de sus pick-ups, entre los que se incluían los citados Silverado y Sierra, además del Chevrolet Avalanche y del Cadillac Escalade EXT.