GM propone el uso general de luces diurnas

En General Motors están convencidos de que llevar las luces encendidas durante el día es una gran medida de seguridad. Han pedido al Gobierno de Estados Unidos que ponga en marcha la implantación del alumbrado diurno de los coches.

Los ingenieros de General Motors ya desarrollaron hace tiempo unas lámparas de baja intensidad especiales para llevarlas encendidas durante el día. Se llaman DRL y se pueden montar como opción desde 1996.

En la compañía más grande del mundo del motor consideran que un coche con las luces conectadas es más visible incluso a pleno sol. Este incremento de la visibilidad haría que se redujese el número de accidentes, sobre todo el de atropellos.

Ahora, GM ha pedido al Gobierno federal de Estados Unidos que regule a favor de la obligatoriedad de llevar las luces siempre encendidas. La Agencia Federal de Seguridad Vial, la NHTSA, está considerando la propuesta y responderá antes de cuatro meses.

"No son milagrosas, pero se han mostrado eficaces a la hora de reducir el riesgo de accidente durante el día", dice Russel Rader, portavoz del Instituto Asegurador para la Seguridad en Carretera, una entidad dependiente de las principales aseguradoras americanas.

Esta organización llevó a cabo un estudio en 2000 y concretó que los choques entre vehículos podrían reducirse un 3,2 por ciento utilizando estos dispositivos. Otros ensayos llevan este porcentaje dos puntos más arriba. También evalúan el descenso de los atropellos en un 28 por ciento.

Así pues, la propuesta de General Motors parece bien respaldada. Otras marcas, como Toyota, Volkswagen, Volvo y BMW también prevén la opción de instalar estas lámparas para el mercado estadounidense. Por su parte, Ford espera el dictamen de las autoridades federales antes de dar el paso, y Chrysler sólo monta estos elementos en algunas de sus flotas de vehículos.

Claro que al idea también tiene detractores, como Clarence Ditlow, del Centro para la Seguridad en el Automóvil, que considera un "beneficio marginal" la mejora obtenida con las luces diurnas. Cree que se trata sólo de un ardid publicitario de General Motors. "Me gustaría ver cómo GM pone techos más sólidos a sus coches en lugar de luces para el día", sentencia irónico en declaraciones al Washington Post.