GM presenta su primer vehículo con célula de combustible

General Motors acaba de presentar como prototipo un pick up impulsado por célula de combustible. La compañía sostiene que este modelo es un paso más hacia la implantación de los automóviles movidos únicamente por hidrógeno.

General Motors ha presentado su primer vehículo movido por célula de combustible. Se trata de una versión especial de su Chevrolet S-10, un pick up que, para la ocasión, viene equipado con un procesador que se encarga de realizar la transformación química para que de la gasolina se obtenga hidrógeno y éste, al mezclarse con oxígeno, produzca electricidad. El vicepresidente de la compañía, Larry Burns, ha calificado de “maratón" la carrera que están manteniendo los constructores con el fin de desarrollar en serie automóviles de célula de combustible. Para Burns, “GM se encuentra en el kilómetro 10".

Todos los fabricantes están realizando esfuerzos para avanzar en esta nueva tecnología, aunque no se esperan grandes volúmenes de producción de este tipo de vehículos hasta el año 2010. Con todo y eso, la célula de combustible se ve como un puente hacia los automóviles impulsados únicamente por hidrógeno.

Entre las pocas características anunciadas por GM para este S-10 con célula de combustible, destacan un descenso de las emisiones en un 50 por ciento y un consumo de 40 millas por galón (unos 5,8 litros por cada 100 km).