GM desmiente que quiera deshacerse de sus acciones en Isuzu

General Motors ha negado que vaya a deshacerse de parte de su participación accionarial en la japonesa Isuzu ante las pérdidas que esta marca está sufriendo.

El presidente de General Motors para la región de Asia y del Pacífico, Rudolph Schlais, ha sido el encargado de negar los rumores que indicaban que su compañía se iba a deshacer de parte de sus acciones en Isuzu, de la que posee el 48 por ciento.

Los rumores habían surgido ante la decisión de GM de bloquear una nueva inversión en Isuzu de 133 millones de dólares (24.222 millones de pesetas) para no incurrir en nuevas pérdidas. Desde que GM hizo ese anuncio, a mediados de julio, las acciones de Isuzu han caído en un 30 por ciento.

Isuzu perdió en el último año algo más de 100.000 millones de pesetas y es el segundo ejercicio consecutivo que ofrece pérdidas. Ante esto, la marca nipona ha emprendido un fuerte plan de reestructuración que contempla el despido de 9.700 empleados y el cierre de la planta que tiene la compañía en Kawasaki (Japón).