GM demanda al Gobierno de California para evitar su legislación medioambiental

General Motors ha demandado al Consejo para la Calidad del Aire de California con el fin de invalidar un mandato del mismo que obliga a los grandes constructores a poner en venta al menos tres millones de vehículos eléctricos o poco contaminantes en el estado en la próxima década.

La demanda pretende que este organismo, que tiene capacidad ejecutiva, tenga que dejar sin efecto el mandato "Vehículos de emisiones cero". General Motors alega que este consejo ha violado las leyes de California al descuidar los efectos de la regulación, que puede costar al fabricante varios miles de millones de pesetas, sin considerar mejores alternativas.
El vicepresidente de la compañía, Dennis Minano, ha indicado que "esta acción no tiene nada que ver con conseguir o no cielos limpios en California, tiene que ver con cómo lograrlo". Minano ha solicitado sucesivas audiencias con el organismo californiano con el fin de solicitar una solución alternativa.
Para la automovilística, si la legislación se cumple puede forzar a que los fabricantes desarrollen miles de vehículos tipo "carrito de golf", que son inseguros y que podrían provocar miles de juicios contra las marcas.
La demanda de GM puede ser apoyada por otros fabricantes y podría ser interpuesta en otros estados con una legislación parecida, como son Nueva York, Vermont y Massachussets.