GM demanda a un pequeño fabricante por copiar su H2

La sorpresa ha saltado en el Salón de Chicago. Nada más ver la nueva creación del pequeño fabricante Avanti -el Studebaker XUV- General Motors se ha ido a los juzgados: el gigante automovilístico asegura que es un plagio de su Hummer H2.

103bc33h2g.jpg
103bc33h2g.jpg

A la izquierda, el nuevo Avanti Studebaker XUV. A la derecha, el Hummer H2 de General Motors. ¿El parecido es pura coincidencia? General Motors asegura que no, que los dos vehículos son tan parecidos que los consumidores "se confundirían". Por eso, GM ha decidido poner una demanda comercial y ha pedido a los tribunales una orden para que Avanti no produzca o comercialice este vehículo, que sólo se ha podido ver en el Salón de Chicago. Avanti es una pequeña marca del estado de Georgia que sólo produce unos 150 ejemplares al año de un deportivo construido prácticamente de manera artesanal. El Studebaker XUV es un todo terreno de corte militar que también ha tomado su nombre "prestado" de un modelo que se comercializaba ya hace cuatro décadas. El fabricante había anunciado que vendería su nueva creación a 75.000 dólares. No es la primera vez que el H2 se relaciona con un posible plagio. En febrero de 2001 se enzarzó en una guerra judicial con DaimlerChrysler, quien le acusaba de copiar para este modelo el diseño de las siete barras horizontales de la parrilla de su Jeep. Desde el pasado 11 de septiembre, las creaciones musculosas -con recuerdo a vehículos de combate- se han abierto hueco en las carreteras estadounidenses. El Hummer, el modelo del que deriva el H2, fue un encargo realizado por el mismo ejército de EE.UU. para transportar a sus tropas. Si quieres saber más sobre esta creciente moda, no te pierdas el reportaje especial que hemos preparado: "Del garaje al frente".