Gibraltar se une a España con un nuevo carril

La Comisión Europea ha declarado que las quejas sobre las restricciones a la libre circulación de personas y bienes por la desproporción de los controles de la policía española no tienen razón de ser.

Desde esta semana, todos aquellos que crucen la frontera entre España y Gibraltar cuentan con un nuevo carril que agilizará este paso.

La apertura de la nueva vía se produce inmediatamente después de que la Comisión Europea haya declarado que el exceso de celo de la policía fronteriza española con los viajeros que cruzan la verja no es tal, rechazando así las acusaciones de algunos ciudadanos que se quejaron del comportamiento de las autoridades españolas en este paso.

A finales de 2000, la Comisión decidió abrir una investigación a raíz de varias denuncias por las colas que se producen para pasar de un territorio a otro. Estas esperas, según las denuncias, eran provocadas por el exceso de celo de los policías españoles, que controlan de forma muy dura la frontera.

La respuesta del Gobierno español no se hizo esperar y contestó que lo habitual es que no se produzcan colas, aunque en momentos puntuales se dan retrasos. En cuanto al celo profesional, los controles se calificaron de normales y la Comisión Europea comprobó este hecho, desestimando las denuncias.