General Motors revisa 10.000 todo terreno y lanza un nuevo Buick

La llamada a revisión de 10.000 todo terreno no ha ensombrecido el anuncio de la producción masiva de un nuevo Buick basado en el roadster de concepto Bengal.

General Motors ha llamado a revisión a unas 10.000 unidades de sus marcas Chevrolet y GMC para reparar un problema en el enganche de los cinturones de seguridad de las filas segunda y tercera.

Los modelos implicados son los todo terreno Chevrolet Tahoe y Suburban, GMC Yukon, Yukon Denali, Yukon XL y Yukon Denali y los pick-up de gran tamaño Chevrolet Silverado y GMC Sierra.

Todas las unidades afectadas fueron ensambladas entre el 27 de septiembre y el 3 de octubre del pasado año.

El anuncio no ha ensombrecido los planes de la compañía, quien pretende desarrollar una versión de mediano tamaño del Chevrolet Avalanche, una mezcla de pick-up y todo terreno, bajo la marca GMC.

A ello se añade la pretensión de instalar un sistema de transmisión integral en el pick-up Sierra Denali, a finales de este año.

Lanzamiento de un nuevo Buick
Paralelamente, la firma con sede en Detroit ha aprobado la producción masiva de un vehículo convertible de cuatro plazas, basado en la plataforma del "roadster" de concepto Buick Bengal. El nuevo coche verá la luz a finales de 2003 o comienzos de 2004.

Con esta ampliación de la línea de productos Buick, General Motors quiere potenciar la imagen de esta marca que hasta el momento consistía en cuatro berlinas. Para mayo de 2002 está prevista la aparición del Rendezvous, un familiar del que se espera sea la piedra angular de este nuevo proyecto.

Los mejores vídeos