General Motors renueva la estética de sus pick-ups y todo terrenos

La crisis por la que atraviesa el sector de la automoción en los Estados Unidos y la situación política internacional han convencido al principal fabricante mundial General Motors a buscar nuevas fórmulas para impulsar sus ventas. Ahora propone un "restyling" de sus todo terrenos y pick-ups.

El primer fabricante mundial en volumen de ventas, General Motors, está pasando por una pequeña crisis comercial. Para evitar que se agrave los responsables del consorcio han decidido impulsar una serie de actuaciones, encabezada por una profunda reestructuración a escala mundial, que tiene a la división europea como gran damnificada.

A esta draconiana medida, conocida con el rimbombante nombre de Proyecto Olympia, que atañe a la forma de organización de la compañía y que provocará el cierre de empresas y la reducción de la plantilla, le siguen otras soluciones de índole estrictamente comercial y que afectan únicamente a la estrategia de producto. Así, por ejemplo, si días atrás se anunciaba el lanzamiento de tres nuevos vehículos en Detroit y el abandono del lanzamiento del Buick Bengal, el coche de Tiger Woods, el nuevo año trae una nueva noticia al respecto. General Motors ha decidido renovar el diseño de su gama de todo terrenos y de pick-ups como medio para impulsar la venta de sus unidades en este segmento.

Los modelos de pick-up de gran tamaño Chevorlet Silverado y GMC Sierra destinados a la venta en 2003 recibirán un "restyling" en su parte frontal para acentuar las diferencias entre ambos.

La compañía también introducirá importantes cambios estéticos en el interior de los todo terrenos de las marcas Chevrolet y GMC con el objeto de crear un habitáculo más refinado y de mayor calidad.

Por último, General Motors ampliará la opción de tracción integral a un mayor número de vehículos de estas características.

La renovación se verá acompañada por un incremento de la gama en los próximos meses, apareciendo nuevos modelos basados en vehículos ya existentes. En estos momentos, la firma se plantea la fabricación de un derivado del Chevrolet Suburban para aumentar la gama del Cadillac Escalade.

Los mejores vídeos