General Motors quiere relanzar Daewoo en Europa

Daewoo lleva ya un par de meses en manos de General Motors. Ahora que la firma norteamericana se ha hecho cargo de la endeudada compañía coreana, prepara un ambicioso plan de relanzamiento para su división europea. La idea es vender 450.000 unidades de modelos Daewoo al año.

GM mantendrá la red de Daewoo en Europa
GM mantendrá la red de Daewoo en Europa

"El nombre de Daewoo está destinado a convertirse en una marca fuerte en Europa y todo el mundo en los próximos tres años". Quien lanza esta optimista proclama es Erhard "Hardy" Spranger, el hombre que asumirá la dirección de GM Daewoo Auto & Technology Europe, la nueva división europea de Daewoo.

Sobre los hombros de este veterano de 60 años recae la difícil tarea de reflotar el prestigio de una compañía que, en el viejo continente, lleva años de capa caída. Spranger, hasta que asuma este encargo, seguirá al frente de Opel en Turquía.

Desde mayo, el nuevo hombre fuerte de Daewoo recorre Europa para conocer de primera mano los distribuidores nacionales y los importadores privados.

Tras estos dos primeros meses de toma de contacto, Spranger ya tiene una idea de cómo sacar adelante la firma. Buscará con rapidez un aumento de ventas para llegar a una cuota de mercado del tres por ciento en Europa Occidental. Este objetivo supone vender al año 450.000 vehículos, muy por encima de los 201.000 (1,36 por ciento de cuota) que la empresa asiática vendió en Europa en 2001, un ejercicio en el que sus ventas declinaron un 0,85 por ciento.

Para alcanzar estas metas, Daewoo lanzará el pequeño Kalos, un utilitario que estará a la venta en septiembre, y el Magnus, una berlina de gran formato que sustituirá a los Leganza.

En cuanto a la red comercial, la nueva empresa se hará cargo de todas las distribuidoras y redes nacionales propias de Daewoo, lo que incluye a la española. Esto quiere decir que, en principio, no se producirán grandes cambios. El caso del Reino Unido resulta totalmente distinto y es el que presenta más particularidades. Allí, Daewoo vendía a través de una red de concesionarios totalmente propia y, en su lugar, creará una nueva compañía de ventas que estará bajo el control de General Motors.

Por otra parte, las factorías de Daewoo en Rumania, Uzbekistán y Ucrania seguirán ensamblado los coches coreanos durante tres años más, pero esas unidades no se venderán en Europa Occidental. Por su parte, la planta de Varsovia, en Polonia, dejará de montar los Daewoo un año antes. Esta fábrica y su red de distribución en Polonia podrían pasar a manos de MG Rover, que ya ha entablado conversaciones con el gobierno polaco.