General Motors entra en Rusia de la mano de AvtoVaz

El mayor fabricante de automóviles del mundo afronta una serie de cambios para aumentar su presencia en Europa. Consolidar a Saab y Cadillac, aumentar la cooperación interna de Opel/Vauxhall e introducirse en el mercado ruso son sus principales objetivos.

General Motors se presenta en la 71 edición del Salón Internacional de Ginebra con toda una batería de medidas para reforzar su posición en el mercado europeo, empezando por el ruso.
General Motors, AvtoVaz y el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo han firmado una joint venture con una inversión conjunta de aproximadamente unos 60.000 millones de pesetas. Los firmantes fabricarán en común el sustituto del actual Niva en una nueva planta que se está construyendo en la localidad rusa de Togliatti. La factoría fabricará unas 75.000 unidades al año, que serán vendidas bajo la marca Chevy. El comienzo de producción está previsto para el año 2002.
En Europa Occidental, la Dirección de GM quiere reforzar significativamente su presencia en el ámbito nacional con la consolidación local de las organizaciones de Opel y Saab bajo el paraguas de la organización global de General Motors. Este nuevo enfoque incrementará, según la marca, la presencia de la marca GM y ofrecerá una plataforma multimarca flexible que podrá recibir nuevas incorporaciones potenciales. La combinación de las funciones internas ya ha sido implementado en Rusia y Turquía y se está introduciendo en Noruega y Austria, también se estudia introducirlo en Dinamarca, Finlandia y Francia.
El fabricante sueco Saab, por su parte, desarrollará su gama de productos y emprenderá una nueva estrategia de márketing y distribución, enfocada a una interacción de la marca con el cliente. También Cadillac está remodelando, mediante nuevos productos como el concept car Vizón, su estrategia. El futuro de ambas marcas pasa por la colaboración en el punto de vistas de márketing y ventas, sobre todo de cara a que Cadillac pueda beneficiarse de la experiencia en la venta de vehículos de gama alta de Saab en el mercado europeo.
Respecto a los nuevos productos de la marca, en Ginebra se puede contemplar el nuevo Opel Astra Cabrio de dos puertas que incorpora una capota de accionamiento eléctrico de serie. Algo más deportivo se muestra el Opel Astra Coupé Turbo, con un nuevo motor turbo ECOTEC de 2.0 litros con 190 CV. Llevando las cosas al extremo sobre esta misma base se puede ver el OPC X-Treme, un coche de altas prestaciones.
Finalmente se fabricará una serie limitada del monovolumen compacto Zafira cuyo motor 1.6 litros 16V funciona con gas natural comprimido, ofreciendo unas prestaciones y un espacio interior similares a las de la versión de gasolina con mayor eficiencia de su motor y reducidas emisiones.