General Motors continuará registrando pérdidas en Europa en lo que resta de 2012

La corporación automovilística General Motors contempla continuar registrando pérdidas en Europa durante la segunda mitad del presente ejercicio, según un informe económico-financiero remitido por la empresa al regulador estadounidense Securities and Exchange Commission (SEC).

General Motors no prevé que se produzca una mejoría en las 'adversas' condiciones económicas actuales, ni en su efecto sobre la industria del automóvil en Europa. La empresa apuntó que la industria de automoción europea se ha visto muy afectada en la primera mitad del año por la crisis de deuda, por el alto nivel de desempleo y por la falta de confianza del consumidor.

En este contexto, la división europea de General Motors vio como se rebajaba del 8,8% al 8,5% su cuota de mercado en Europa, donde experimentó pérdidas operativas de 600.000 dólares (483.870 euros al cambio actual) en el primer semestre de 2012.

Como respuesta a esta situación, la empresa está llevando a cabo un plan que contempla varias acciones orientadas a reforzar sus operaciones europeas y su competitividad. Entre las áreas clave de esta estrategia, se encuentran las inversiones en nuevos productos, la revisión de la estrategia de marca, la reducción de costes de material, desarrollo y producción y el aumento de las sinergias en el marco de la alianza alcanzada con PSA Peugeot-Citroën.

No obstante, la firma apuntó que el éxito de este plan depende de la combinación de la habilidad de la empresa para ejecutar las acciones contempladas y también de factores externos que están fuera de su control.

Además, General Motors estima que se pueda producir un nuevo deterioro de su previsión y de su capacidad para generar 'cash' en Europa, ya que, en su opinión, puede contar con algunos activos con un valor por debajo de lo estimado, lo que podría tener un efecto material sobre el resultado de sus operaciones.