Gené: 'El sexto puesto en la parrilla no es ni malo ni bueno'

El español Marc Gené, cuyo equipo tomará mañana la salida en las 24 Horas de Le Mans desde la sexta plaza de la parrilla, ha declarado que esta posición 'no es ni maña ni buena' porque son otros los factores que influyen en la prueba.

Gené, que se turna al volante de un Peugeot con el británico Anthony Davidson y el austríaco Alex Wurz, señaló la víspera de la carrera: 'En la sesión de calificación, donde realmente empezamos a ver la realidad de todos, se ha confirmado la gran igualdad que hay entre nosotros'.

'Creo que ha sido la calificación más emocionante de la historia, en cinco décimas estamos los seis primeros clasificados', afirmó en declaraciones distribuidas por su equipo.

'En la Q2, a pesar de no poder dar ni una sola vuelta completamente limpia por el tráfico, conseguí marcar el tercer mejor crono y llegué a rodar primero, y esto me hace ser muy optimista para la carrera', agregó Gené, ganador de esta carrera hace dos años.

'El sexto puesto que hemos conseguido finalmente en la parrilla no es ni malo ni bueno. En Le Mans esto es totalmente insignificante, y las 24 Horas se ganan durante la carrera, sin cometer errores, rodando muy rápido y parando lo menos posible. Soy relativamente optimista sobre las posibilidades de Peugeot y las nuestras', señaló.

La 'pole' fue para el Audi R18 TDI del francés Benoit Treluyer, el suizo Marcus Fassler y el alemán André Lotterer, que aventajaron en 51 milésimas al también francés Romain Dumas y los germanos Timo Bernhard y Mike Rockenfeller, ganadores de la pasada edición de esta legendaria carrera.

Por detrás de los dos Audi, desde la segunda fila, comenzarán dos Peugeot 908. Los franceses Sebastien Bourdais y Simon Pagenaud y el portugués Pdro Lamy fueron terceros, inmediatamente por delante de los también galos Stephane Sarrazin, Franck Montagny y Nicoilas Minassian.

El equipo de Marc Gené saldrá desde la tercera fila, a la que fue relegado por el Audi R18 TDI del que forma parte el ocho veces ganador de esta carrera, el danés Tom Kristensen.

El también español Lucas Ordóñez, que compite con un Oreca 03-Nissan junto a los franceses Franck Mailleux y Soheil Ayari, acabó la sesión de clasificación en el decimocuarto puesto y primero de la categoría LMP2. El madrileño ganó hace tres año un campeonato con una videoconsola y ahora está compitiendo en Le Mans.

El tercer español en liza, Antonio García (Chevrolet Corvette C6ZR1), tomará la salida desde el puesto 34 y sexto entre los participantes de la clase GTEPro. Forma equipo con el monegasco Olivier Beretta y el estadounidense Tom Milner.