Ganvam y Faconauto prevén que plan PIVE se agote en enero y piden prorrogarlo

Las patronales Ganvam y Faconauto, que representan, respectivamente, a los vendedores de vehículos y a los concesionarios, han pedido hoy al Gobierno que prorrogue el plan PIVE, porque dan por hecho que en enero se agotarán los 75 millones en ayudas a la compra de vehículo con que está dotado este plan.

El presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, y el de Faconauto, Jaume Roura, han hecho hoy esta petición al Gobierno durante la inauguración de la 32 edición del Salón Ocasión en Fira de Barcelona, en el que 70 expositores ponen a la venta más de 1.800 vehículos seminuevos.

Cataluña concentra actualmente el 11 % de las operaciones vinculadas al plan PIVE, con lo que es la cuarta comunidad con mayor volumen de transacciones desde que se puso en marcha este plan, según datos del sector.

En declaraciones a los periodistas, Roura ha asegurado que este plan puesto en marcha por el Gobierno está 'ayudando perfectamente' a reanimar el mercado del automóvil y ha calculado que ya hay en trámite 40.000 solicitudes para beneficiarse de estas ayudas.

Sin embargo, ha estimado que ya se ha consumido el 50 % de la dotación presupuestaria de este plan y por ello Faconauto pide al Gobierno que 'continúe con este plan' con el fin de 'mantener los puestos de trabajo' y evitar un 2013 'desastroso'.

Faconauto estima que el año puede acabar con unos 700.000 o 710.000 vehículos vendidos en España, mientras que el presidente de la patronal Ganvam se ha mostrado preocupado por 'qué pasará' cuando se agote el plan PIVE.

'Esperemos que el Gobierno se dé cuenta', ha asegurado Sánchez, que ha destacado que por cada un euro que le cuesta este plan al Gobierno recupera tres en forma de impuestos, además, ha subrayado que se renueva el parque de automóviles.

Según datos dados a conocer hoy en el marco de este salón, en Cataluña se venden 2,4 vehículos usados por cada uno nuevo y, hasta octubre, la venta de vehículos usados en Cataluña sumó 211.899 unidades, mientras que con el plan PIVE los vendedores esperan cerrar el año con unos 262.400 vehículos de segunda mano vendidos en la comunidad.