Ganvam: hay autofobia en Industria

El presidente de la asociación de vendedores de automóviles Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, ha acusado a los poderes públicos de ‘autofobia’ por la estrategia impositiva, legal y sancionadora que se practica con la industria y los automovilistas.

La producción de coches sube un 21 por ciento
La producción de coches sube un 21 por ciento

En el tradicional encuentro anual de navidad, Sánchez Torres, ha censurado actuaciones del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, ‘al que le sobra la C de comercio, pues para este departamento sólo existen los fabricantes, con los que se reúne y a los que parece escuchar, y ello es satisfactorio, pero insuficiente’.
Otra crítica dirigida al departamento de Miguel Sebastián ha sido por su decisión de denegar a parte de los concesionarios y vendedores las ayudas adelantadas del Plan 2000E y que no quedaron registradas por un fallo del sistema informático que canalizaba los expedientes en marzo.

Para Sánchez Torres, ‘el Ministerio de Industria ha hecho, en este caso, un buen negocio a costa de los vendedores’. El presidente de Ganvam ha reconocido que el sector se dejó seducir hace unos años por mercados con 1,6 millones de unidades vendidas y ahora tiene que afrontar ventas por debajo del millón con una estructura sobredimensionada.

Por ello, ha pedido un examen de conciencia que analice los ‘defectos y excesos’ cometidos en aquellos año de bonanza y ha abogado por, ‘nos guste o no’, ajustar, tras tres años de crisis, los puntos de venta y las plantillas de esta actividad de la distribución de automóviles.

Sánchez Torres ha aceptado que la situación mercantil tendrá que evolucionar sin ayudas administrativas y contrapuso: ‘Jugaremos las cartas que hay sin lamentaciones y tratando de hacer autocrítica para no cometer los mismos errores que en el pasado’.

Uno de los mecanismos de defensa del sector a los que ha aludido se ha referido a la vertebración entre todas las asociaciones, pero con el carácter coyuntural de una defensa específica de asuntos concretos y no bajo el prisma de una macroorganización.

El mercado de este año cerrará en torno a 970.000 turismos vendidos, en un ejercicio complicado y equilibrado respecto al antecesor y, para 2011, Sánchez Torres ha señalado que hay que afrontar una coyuntura ‘preocupante’.