Gallardón dice que sus políticas de peatonalización han 'roto la dinámica de que el asfalto protagonice la ciudad'

El alcalde de Madrid y candidato 'popular' a la reelección, Alberto Ruiz-Gallardón, ha asegurado este viernes que sus políticas de peatonalización han 'roto la dinámica de que el asfalto sea el protagonista de la ciudad' en detrimento del peatón, y ha pronosticado que este proceso será irreversible porque éste es el 'lenguaje del siglo XXI'.

El primer edil ha recorrido a primera hora de esta mañana las calles de Fuencarral, Montera, Puerta del Sol, Arena y plaza de Isabel II hasta llegar a la plaza de Oriente, una zona que ha visto modificado su aspecto de forma radical durante las dos últimas legislaturas.

'Para querer una ciudad hay que poder contemplarla. Hoy, con este paseo, hemos contemplado la ciudad, recorriendo las mismas calles que se podían recorrer hace ocho años pero de forma radicalmente distinta. Hace ocho años habríamos venido en vehículo; hoy hemos querido y hemos podido contemplar la ciudad a pie', ha señalado.

Además, ha explicado que para el paseo, de poco más de media hora, se ha elegido el horario de carga y descarga porque 'la gran batalla' que el Gobierno municipal tuvo que librar cuando decidió acometer este proyecto de reforma fue 'el temor que tenían los comerciantes de que la peatonalización iba a significar un descenso de la actividad comercial'.

'Pero hoy hemos visto que una ciudad puede recuperar sus usos peatonales y hacerlos compatibles con la actividad comercial', ha afirmado a renglón seguido, recordando que el propio expresidente de la Cámara de Comercio Salvador Santos Campano reconoció durante la inauguración de la plaza de Ópera que 'se había equivocado y que nunca los comercios habían tenido tanta actividad como desde que esa calle era peatonal'.

Así, Gallardón ha puesto este eje como ejemplo de otras muchas intervenciones que, durante las dos últimas legislaturas, han conseguido 'romper la dinámica de que el asfalto sea el protagonista de la ciudad, y que demuestra que recuperar espacio para el peatón no significa perder la vitalidad y fuerza que debe tener cualquier ciudad'.

'Hemos visto el Madrid de hoy pero hemos anunciado también lo que va a ser el Madrid del futuro', ha señalado el primer edil, afirmando que la capital 'ha cambiado la tendencia que desde la Posguerra llevaba a perder espacio para el peatón y ganarlo para el automóvil'. 'Hemos roto esa tendencia y estoy convencido de que la hemos roto para siempre. Esta (nueva) tendencia (hacia la peatonalización) no tiene ya posibilidad de parar y estoy absolutamente convencido de que en los próximos años se va a incrementar', ha insistido.

UN MILLÓN DE METROS CUADRADOS

A renglón seguido, el alcalde ha enumerado diferentes operaciones de recuperación de espacio para el peatón que se han acometido en la capital desde 2003 y que, según sus datos, han permitido añadir un millón de metros cuadrados de espacios peatonales, a los que habría que sumar otro millón de la zona de Madrid Río.

La Cuesta de Moyano, la plaza del Callao o de Santo Domingo, Preciados, Tirso de Molina, Manuel Becerra, Cuatro Caminos, Pez-Luna, Martín de los Heros, Pilar de Zaragoza, Ibiza, Sainz de Baranda, Santa Bárbara, los casos históricos de Vicálvaro o Villa de Vallecas, las colonias de Canillejas o Los Cármenes, la antigua Vía de la Gasolina, la zona de Santa María de la Cabeza o los ejes comerciales de Serrano, General Ricardos o Bravo Murillo son algunos de los ejemplos en este sentido.

'La mejor prueba de que hemos invertido la balanza a favor del peatón es que de los nuevos ocho millones de metros cuadrados de pavimento que ha incorporado la ciudad, cinco millones (más del 61 por ciento) corresponden a aceras, y sólo tres millones, a calzadas', ha señalado Gallardón, apostillando que esto ha permitido que la proporción de aceras en la ciudad haya pasado de representar el 39 al 42,3 por ciento en dos legislaturas.

Esto se ha completado con otras intervenciones que han permitido garantizar la movilidad urbana, tales como la creación de 16 aparcamientos construidos desde 2007, que ofrecen 8.845 nuevas plazas, el 82,7 por ciento de las cuales son para residentes; o las diferentes pasarelas sobre la M-30 y el río.

Así, según el equipo de Gallardón, con los 21,6 millones de metros cuadrados de aceras se podría construir un paseo de dos metros de ancho entre la capital española y Buenos Aires. 'Hemos ganado, pero además hemos mejorado el espacio público, hemos hecho una ciudad para todos porque hemos eliminado barreras y hemos aumentado la facilidad para desplazarse a pie', ha reiterado el regidor.

'En Madrid ha dejado de ser el rey el automóvil y lo ha vuelto a ser el madrileño en su condición de peatón. El vehículo pasa a estar subordinado al derecho del ciudadano a vivir su ciudad, a amar su ciudad desde la contemplación', ha concluido.