Galileo confía en su futuro

Los responsables de Galileo, el sistema europeo de localización por satélite, confían todavía en la viabilidad del proyecto, a pesar del rechazo mostrado por la mayoría de los países de la Unión Europea.

Galileo Sistemas y Servicios, GSS, es la empresa española que toma parte en el consorcio europeo Galileo Industries. Desde GSS se asegura que la industria europea ha dado su respaldo más firme a Galileo, un proyecto que califican de "vital para mantener la independencia de la tecnología europea".

Como se sabe, Galileo es un programa de localización geográfica a través de una red de 30 satélites. Está pensado para competir con el estándar estadounidense, el conocido GPS, y también para ser compatible con él.

Hace unos días, el Consejo de Ministros de Transporte de la Unión Europea no fue capaz de dar su apoyo al proyecto. Incluso varios países se mostraron abiertamente enfrentados a él. Este traspiés puede acabar con la vida de Galileo. Ahora, sus responsables, en concreto la Agencia Espacial Europea (ESA), confían en que la cumbre de jefes de estado de la UE que se celebra estos días en Bélgica desbloquee el problema.

Los portavoces de GSS muestran su sorpresa ante la falta de acuerdo, sobre todo después de que el Consejo de Ministros de la ESA diera su más decidido apoyo al proyecto en la cumbre de Edimburgo de mediados de noviembre. El hecho de que Galileo esté cofinanciado por la ESA y la Comisión Europea hace más sorprendente la actual situación de bloqueo.

Destaca GSS el apoyo del Gobierno español a Galileo, tanto en España como a escala comunitaria. Confían en que la próxima presidencia española de la Unión, durante el primer semestre de 2002, sirva para agilizar el proyecto.

En GSS toman parte varias empresas españolas, como AENA, GMW, Hispasat, Indra, Sener, Alcatel y EADS-CASA-