Fujitsu inicia un plan de modernización y ampliación de productos en su fábrica de Málaga

La empresa Fujitsu ha iniciado un plan de modernización y ampliación de productos en su fábrica de Málaga que durante los próximos tres años contempla diversas mejoras.

Este plan prevé la introducción de nuevos o mejorados productos en el mercado nacional o extranjero, la implantación de nuevos o mejorados procesos productivos o procedimientos de gestión y control de la actividad industrial; y la introducción y validación de técnicas de gerencia y sistemas de organización que ya se aplican en otras fábricas y empresas, dentro de los grupos Fujitsu Ten Limited, Fujitsu Limited y Toyota.

La delegada del Gobierno andaluz en Málaga, Remedios Martel, acompañada por la de Economía, Innovación y Ciencia, Marta Rueda, ha mantenido este miércoles un encuentro con el presidente de Fujitsu Ten Europa, Masaki Hitotsuya, donde ha podido conocer los proyectos de futuro de la factoría malagueña dedicada a la fabricación y ensamblaje de placas y equipos electrónicos.

Esta iniciativa, que supondrá una inversión global de 10,7 millones de euros, ha contado con un incentivo por parte de la Junta de Andalucía de 2,03 millones de euros y permitirá el mantenimiento de los 346 empleos.

En concreto, se trata de una acción que pretende actualizar y dotar la factoría del nivel tecnológico adecuado y en consonancia con las necesidades, tanto por la fuerte competencia existente en el mercado como por las características e incrementos en los volúmenes de producción de los nuevos productos previstos en el plan.

El plan tiene como principales objetivos la ampliación de la línea de diseño de material electrónico e incrementar la fabricación de productos dirigidos al sector de la industria del automóvil, especialmente módulos de control del airbag y dispositivos para reducir las emisiones contaminantes. Estos últimos elementos serán expedidos directamente a fábricas de coches de Toyota en Inglaterra, Rusia, Turquía y Francia.

El desarrollo del plan incluirá la adquisición de nuevas líneas de fabricación, instalaciones y bienes de equipo avanzados, así como la reordenación de las zonas de producción y almacenaje.

Fujitsu Ten España desarrolla su actividad desde 1977 en la fabricación de productos de electrónica para coches, terminales bancarias, placas de elementos electrónicos y módems, entre otros. La fábrica malagueña es el único centro productivo de Fujitsu Ten en Europa dedicado al sector de la automoción.

Durante el pasado año el 78,75 por ciento de la producción de esta empresa, cuya facturación a abril de 2010 superó los 71,4 millones de euros, se dirigió a mercados internacionales, fundamentalmente, la Unión Europea. En este sentido, Martel ha incidido en que la Junta apoya y seguirá apoyando a las empresas 'que apuestan por renovarse y por el empleo'.